Como evitar los celos excesivos


Sentir un poco de celos es normal, incluso se considera saludable, en toda relación sentimental. Pero, al pasar ciertos límites, ese sentimiento puede convertirse en una enfermedad y terminar con cualquier pareja. Una persona es más o menos celosa debido a una combinación de factores como la predisposición genética, que depende en la mayor o menor producción de neuro-hormonas llamadas catecolaminas, y aspectos psicológicos como la crianza que recibimos o traumas del pasado.


De acuerdo a diversos estudios sobre el comportamiento humano, la menor producción de catecolaminas provoca que algunas personas tengan personalidades más frágiles y por lo tanto son más propensas a los tormentos del alma y el corazón. Mientras que la ciencia no logra encontrar un antídoto eficaz para los celos, el camino es aprender a controlarse a sí mismos.

El problema de los celos puede ser resuelto si el celoso está dispuesto a buscar (y combatir) sus causas, sea a través de terapias o incluso con auto-ayuda. La baja autoestima y la inseguridad son características que desencadenan los celos. Para comenzar a enfrentar el problema, debemos asumirlo. Muchas personas sospechan que la persona amada, se torturan, pero no asume ni a sí mismos: "Sí, soy celoso".

He aquí cinco consejos para comenzar la lucha contra los celos:

1. Evalúa la relación. ¿Tu chico es lindo y no da motivos para tus ataques? Si es así ¿por qué te castigas y te enfermas con celos sin motivos?

2. Piensa antes de enfermar. Si tu pareja sale junto a tí todos los viernes, pero uno de ellos dice que tiene un compromiso con el trabajo, no te imagines cosas. Lo único que lograrás es molestarlo e irritarlo con acusaciones exageradas e infundadas.

3. ¿Algo te molesta? No hagas un escándalo. Llama a tu chico para hablar. El diálogo puede aclarar el malentendido o las fantasías que creaste en tu cabeza con este sentimiento.

LEE TAMBIÉN:

4. Ocupa el tiempo y la mente. En lugar de vivir cargada con este tipo de sentimientos, investigando su cuenta de facebook, revisando su celular, cuídate a ti misma. Después de todo, él podría haber elegido a cualquiera, pero la elegida fuiste tú, no lo olvides. Así que trata de mantenerte linda, bien informada y con historias que contar.


5. Deja que te eche de menos. Esto no sucederá si te quedas a su lado todo el tiempo. ¡A nadie le gusta vivir en una prisión!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comenta o sugiere...