Miel para hidratar el cabello


La miel actúa como un humectante natural, cuando se aplica directamente sobre el cabello, promueve más brillo y suavidad, aumenta la elasticidad, evitando el pelo quebradizo. Te contamos y enseñamos a hacer tratamientos caseros que ayudan a lucir mechas más bellas y saludables.

Miel y aceite de oliva en el cabello

Una mascarilla con miel y aceite de oliva proporciona hidratación a todos los tipos de cabello, sean normales o secos. Es ideal para limpiar, nutrir y revitalizar las mechas, dejando el cabello con más brillo, suavidad y un aspecto saludable.

¿Cómo la preparo?

* ½ taza de miel.
* ¼ taza de aceite de oliva (o usa dos cucharadas si tienes el pelo normal).

Mezcla la miel con el aceite de oliva. Cuando los ingredientes estén bien mezclados, aplica directamente sobre el cabello, masajeando el cuero cabelludo durante un período de entre 3 a 5 minutos. Transcurrido ese tiempo, cubre tu cabello con una toalla precalentada y deja reposar durante 30 minutos. A continuación, lava el pelo como de costumbre.

Beneficios de la miel para el cabello

Los beneficios que la miel le proporciona al pelo se debe a sus propiedades astringentes, suavizantes y antioxidantes. Auxilia en el crecimiento del cabello y en la producción de queratina, proporciona el llenado de sus grietas y elasticidad, dejando las hebras más fuertes y sedosas. También regenera y nutre el cabello seco y quebradizo, reforzando la raíz.

LEE TAMBIÉN:

La miel es indicada para el cabello dañado y quebradizo, seco y sin brillo. Sin embargo, puede ser utilizado en cualquier tipo de cabello, por ser rico en nutrientes y agentes hidratantes, incluso en el pelo sano evita su caída, lo limpia profundamente (previniendo la caspa y la oleosidad) y su poder antioxidante también evita la aparición de canas.

Cómo utilizar la miel en el pelo

Hecha un vistazo a algunos consejos y formas de aplicar desde tu casa, este mágico producto.

Para dar más brillo al cabello
Disolver una cucharadita de miel en 4 tazas de agua caliente. Aplicar sobre el cabello después del lavado con champú. No enjuagues y seca con normalidad.

Para cabello resecado
½ taza de tu acondicionador habitual.
2 cucharadas (soperas) de miel.
1 cuchara (sopera) de aceite de almendras.
Mezcla todos los ingredientes, aplica sobre el cabello húmedo y deja actuar durante 20 minutos. Enjuaga y seca tus cabellos como de costumbre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comenta o sugiere...