6 recetas caseras para fortalecer las uñas



Mantén tus uñas hidratadas y fuertes con productos que encuentras con facilidad en tu hogar. Una uña rota es una de las cosas más molestas que pueden sucederle a una mujer. Además de lo doloroso, compromete la apariencia de las manos y puede volver loca a toda aquella que está dispuesta a mantener perfecto cada detalle del cuerpo.


Las uñas que se rompen con facilidad pueden ser un síntoma de varios problemas de salud, que deben ser tratados directamente con un médico de confianza pero, si el problema es apenas la fragilidad, algunas recetas caseras como las que te mostramos pueden ser muy útiles.

1 - Tratamiento con aceite de oliva
Necesitarás sólo el aceite de oliva. Cada día, antes de irte a dormir, sumerge la punta de tus dedos en un recipiente con aceite de oliva y deja los mismos durante un período de 15 a 30 minutos. Este procedimiento hidrata las uñas y evita que se rompan fácilmente.

2 - Tratamiento con crema casera
Necesitarás una cucharada de cola de caballo (Equisetum arvense, es una planta perenne de la familia de las equisetáceas que crece en forma de arbusto) , cuatro cucharadas de agua, una cucharadita de manteca de cacao y una cucharadita de lanolina. Hierve el agua con la cola de caballo. En otro bol, mezclar la manteca de cacao y la lanolina a baño maría. Agrega el agua poco a poco y mezcla todo hasta obtener una sustancia cremosa. Aplica como si fuese una crema hidratante.

3 - Tratamiento con clavo de olor y aceite de oliva
Necesitarás 30 gramos de clavos de olor (Syzygium aromaticum) y 200 ml de aceite de oliva. Cocina la mezcla a baño maría durante tres horas, luego pasar por cernidor y dejar enfriar. Masajea tus uñas con la mezcla durante un período de diez días.

4 - Tratamiento con almendra, jojoba, vitamina E y damasco
Necesitarás una cucharada de aceite de jojoba, una cucharada de aceite de semilla de damasco, una cucharada de aceite de almendras y una ampolla de vitamina E (esta última se puede comprar en cualquier tienda de cosmética). Mezcla todos los ingredientes en un recipiente y aplica unas gotas de la solución sobre las uñas, dos veces al día. Masajea las uñas y luego deja que se seque solo.

5 - Tratamiento con huevos, aceite de almendras y papaya
Necesitarás una cucharada de yema de huevo, dos cucharadas de zumo de papaya y media cucharada de aceite de almendras. Mezcla todos los ingredientes y aplica sobre las uñas, masajeando suavemente. Deja reposar durante 30 minutos y luego lava las manos con agua fría.

6 - Tratamiento con naranja o limón
Necesitarás una naranja o un limón, una cucharadita de azúcar y aceite de almendras. Extrae el zumo de la fruta y mezcla con el azúcar. Sumerge las uñas en el líquido y luego frota con un algodón empapado en aceite de almendras. Realiza este procedimiento todos los días.

Si notas que tus uñas se rompen con mayor facilidad de lo normal, asegúrate de consultar a un médico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comenta o sugiere...