Prácticos y eficaces exfoliantes caseros



Una exfoliación bien hecha es una de las grandes aliadas para la salud y apariencia de tu piel. El motivo es simple: este simple método ayuda a renovar las células y remueve impurezas, tornándola más suave y juvenil.


Además, la exfoliación favorece la absorción de cremas y otros cosméticos, potenciando el tratamiento de la piel. Por todos esos beneficios, muchas clínicas de estética adoptaron este tipo de tratamiento para la piel de la cara y del cuerpo, pero tú puedes dar continuidad a los tratamientos usando productos muy simples.

Puedes encontrar muchos exfoliantes en las farmacias, el mercado de cosméticos ofrece una amplia variedad, pero no siempre ésta es la opción más barata. La buena noticia es que sí es posible hacer una exfoliación eficaz utilizando ingredientes naturales que, seguramente, se encuentran en tu casa.

Piel grasa y con puntos negros
Ingredientes: una cucharada de azúcar, una cucharada de miel.

# Exfoliante para piel seca
Receta: una cucharada de avena, una cucharada de miel.

# Exfoliante para todo tipo de piel
Ingredientes: media papaya pequeña, una cucharada de azúcar.

CÓMO HACER: Para todas las recetas debes mezclar los ingredientes hasta formar una pasta y luego aplicarla en la cara con movimientos circulares. Luego debes enjuagar bien y pasar un astringente para cerrar los poros.
Los granos son responsables por la exfoliación, y la miel y la papaya ayudan a hidratar la piel. 

Si quieres aplicarte en el cuerpo, puedes cambiar la miel por óleo de almendras, el efecto será sorprendente. Para potenciar el efecto de suavidad de la piel luego de la exfoliación, aplica un buen hidratante y tendrás la piel suave y tersa por mucho más tiempo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comenta o sugiere...