Los principales miedos de los hombres



Contrariamente a lo que pudiera pensarse, los hombres no son menos susceptibles que las mujeres a los temores e inseguridades. Históricamente y biológicamente, los hombres parecen preparados a hacer frente a cualquier situación, ya sea una rueda pinchada, una cucaracha voladora o una dificultad en el trabajo. Es claro, sin embargo, que el sexo opuesto tiene también sus preocupaciones y por ello hemos elaborado una lista con los principales temores de los hombres.


1 - No ganar suficiente dinero

Se acabó la época en que la responsabilidad financiera por el mantenimiento de la casa era únicamente del hombre. Hoy en día, la mujer entró en el mercado de trabajo y cuida de sus propias finanzas, esta responsabilidad es compartida entre la pareja. Aun así, es posible que los hombres se sientan presionados a colaborar más con la mujer, en la cuestión económica.

2 - Perder el trabajo

La base moral de este miedo está relacionado con el dinero. El hombre siente que es su deber mantener a sí mismo y a su familia, incluso si la mujer tiene un salario mayor que él. Perder el trabajo, entonces, es una amenaza al buen funcionamiento de la vida familiar y personal, por lo que los hombres temen tener que pasar por esta situación.

3 - Envejecer

Puede que no lo parezca, pero los hombres tienen mucho miedo de envejecer. Los chistes sobre sus canas o pérdida del cabello son en realidad una forma de reírse de sus propios miedos. Envejecer lo asusta porque es una cuestión directamente relacionada con la masculinidad, la disposición física e incluso el poder de atracción de los hombres sobre las mujeres. Muchos hombres creen que a medida que se hacen “más viejos”, pierden estas características.

4 - Perder la salud

A diferencia de las mujeres, que normalmente asisten a los médicos, los hombres huyen a estas visitas regulares, aunque presenten síntomas inusuales. Esta resistencia no significa que no están preocupados, al contrario, esta actitud es una manera de no enterarse si algo está mal. En este punto, los hombres siguen la máxima "ojos que no ven, corazón que no siente", y prefieren la ignorancia a la conciencia de un problema grave.

5 - No satisfacer a su pareja en la cama

El viejo temor masculino de no ser suficiente en la cama aún es uno de los principales. Este miedo está relacionado con el ego del hombre: saber que está haciendo un buen trabajo en este sentido es casi una necesidad. Por otro lado, tiende a sentirse ofendido cuando se entera que no logra agradarla.

6 - No ser un buen padre

Cuando se trata de los hijos, el hombre tiene tantas dudas como la mujer. La paternidad puede ser una experiencia intimidante al principio, ya que trae un montón de recuerdos que el hombre tiene de su propio padre. Ser un padre estricto y, al mismo tiempo divertido, es una de sus principales preocupaciones. El hombre, en general, también quiere evitar repetir con sus hijos las malas experiencias que tuvo con su padre durante su infancia.

Naturalmente, la mujer puede ayudar a su pareja a reducir sus miedos e inseguridades. Cultivar la complicidad entre la pareja es muy importante, por ello ambos pueden tomar ventaja de la relación de pareja para superar esas inseguridades. Muéstrate dispuesta a discutir estos temores y brinda tranquilidad respecto a ellos, es la forma más sencilla de ayudarlo y ayudarte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comenta o sugiere...