Cómo enfrentar una entrevista de trabajo



Ser entrevistada para un puesto de trabajo puede ser estresante. Sentarse con un extraño para una charla de cartas marcadas y que puede definir tu futuro profesional no es la manera más relajada para pasar el tiempo. Te mostramos cuáles son los errores más comunes que se pueden cometer durante una entrevista de trabajo, aprende de ellos.


Si puedes ver la situación desde una perspectiva más estratégica, como una oportunidad para mostrar lo mejor de ti y aprender un poco más sobre el lugar en el que deseas trabajar, verás que tal vez en esos 60 minutos, te puedes relajar y evitar algunas trampas que pueden poner en peligro tu carrera.

Echa un vistazo a lo que son los siete pecados capitales cometidos por los candidatos durante la entrevista de trabajo y qué lecciones puedes aprender de cada uno:


VICIOS DE LENGUAJE. Evita el uso de dichos, frases de doble sentido que pueden llegar a malentenderse. Casi tan importante como hablar es la forma como lo haces. Estas expresiones deben eliminarse de nuestra forma de expresión, así como también las prolongada pausas entre frases. El entrevistador busca objetividad y seguridad. Es importante hablar con claridad y mantener la voz firme.

IGNORANCIA. Infórmate sobre el mercado en el que opera la empresa. Más que pasar el proceso de selección laboral, el entrevistador espera que permanezcas en el empleo durante mucho tiempo y, siempre que sea posible, crezcas dentro de la empresa. Por lo tanto, es importante demostrar fluidez en la materia que la empresa atiende. Es importante hablar el mismo idioma que el entrevistador.

MENTIRAS. Nunca incluyas información falsa en un curriculum vitae. Puede ser que, al redactar el curriculum te haya parecido una buena idea decir que tienes conocimientos fluídos en Inglés, mandarín y experiencia de trabajo en Londres. Pero ¿y si el entrevistador decide empezar a hablar en chino o preguntar sobre el mejor pescado y patatas fritas en la esa ciudad? Es mejor no arriesgarte. El selector tiene varias técnicas para saber si lo que publicas en tu curriculum es cierto. Si la mentira se detecta, puede que no te digan nada durante la entrevista, pero serás descalificada en ese preciso momento.

FALTA DE VISIÓN. Una vez contratada, la compañía espera que las actitudes de su contratada, cualquiera que sea su función, siempre tengan influencia directa en la empresa como un todo. Como un organismo vivo, las empresas dependen de la participación de todos para florescer. Tener una visión sistémica es esencial. Procura hacer preguntas sobre el funcionamiento conjunto del lugar de trabajo. Trata de saber, por ejemplo, cuáles son los principales clientes internos y externos.

RETRASOS. De nada sirve culpar al tráfico, la lluvia, la falta de aparcamiento. Si vives en una ciudad grande, debes prever y planificar a modo de no llegar tarde. La puntualidad es esencial. El retraso puede ser visto como una falta de responsabilidad. ¿Si el candidato no es puntual ni para la entrevista, cómo va a ser cuando deba cumplir con los objetivos?. Sin embargo, si alguna fatalidad evita el cumplimiento del tiempo, es mejor pedir perdón en vez de fingir que nada ocurrió.

SUPERFICIALIDAD. Un profesional indeciso sobre su futuro profesional puede ser visto como un riesgo de contratación. Este es el razonamiento que puede guiar al entrevistador al enfrentarse a un candidato con las resoluciones mal definidas, sin propósitos específicos. El entrevistador quiere una persona madura en relación con sus propios sentimientos.

QUEJAS. Evita las críticas exageradas hacia el antiguo trabajo. Nadie quiere tener un empleado que reclama en demasía. Al hablar mal de antiguo jefe o compañeros de trabajo, el entrevistador tendrá la impresión de que puedes tener la misma actitud con el próximo trabajo. Trata de mostrar una actitud positiva, inclusive hablar bien de los lugares en los que trabajaste.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comenta o sugiere...