Cuidados con las axilas luego de la depilación



La piel de las axilas es muy sensible, característica que se acentúa aún más por la frecuente depilación de esta zona del cuerpo. Cualquiera que sea el método de depilación, desde el láser a la cera caliente, la respuesta a la agresión se manifiesta através de manchas, pelos encarnados, mal olor, sequedad, alergias, irritaciones e incluso dermatitis. Además de la hidratación, existen otros cuidados específicos para cada inconveniente, mira en este post cuales son y manten tus axilas saludables.

Higiene
Enseguida de la depilación, lo ideal es simplemente lavar la zona con agua y jabón antiséptico, evitando la proliferación de bacterias y hongos en los pliegues del cuerpo (regiones calientes y húmedas). La depilación láser es el mejor método para prevenir las manchas oscuras. Es muy importante evitar el uso de desodorantes con alcohol en su formulación antes y después del procedimiento de afeitado.

Pelos encarnados

Para evitar los vellos encarnados, la depilación láser es unánime entre los expertos consultados. Debido a que el método aún no es accesible a todas las mujeres debido a su alto precio, lo mejor es optar por la exfoliación como solución al problema, pero con algunas salvedades. 

La exfoliación sólo puede hacerse si no existe un proceso inflamatorio local, de lo contrario otros micro-organismos pueden surgir, como las bacterias y los hongos. Se puede utilizar una mezcla de avena y miel para exfoliar y también las cremas hidratantes y desodorantes para pieles sensibles.

Olor desagradable

El mal olor de las axilas puede aparecer debido a los procesos inflamatórios o infecciosos causados luego de la depilación. Estos procesos facilitan la aparición de micro-organismos que liberan toxinas con mal olor, el olor es similar al causado por la sudoración excesiva. 

Evita la ropa sintética, esta retiene la transpiración y colabora para aumentar las bacterias que causan el mal olor. Usa jabones antisépticos a base de triclosan (2%) para lograr una higiene más estricta. Además de mantener la axila limpia y usar desodorantes que no dañan la piel, pomadas antibióticas ayudan a aquellas mujeres que sufren con inflamaciones frecuentes.

Alergias

También conocidas como dermatitis de contacto, las alergias son el resultado de la reacción de la piel a productos químicos presentes en algunos cosméticos. Si el problema no es grave, simplemente desaparecerá con el uso regular de productos especiales para el cuidado de la piel sensible y cuidados al depilarte, descartando la cera o la hoja de afeitar inmediatamente después de su uso. Los perfumes también deben evitarse en la zona de las axilas luego del proceso de depilación.

Irritación

Es natural que la piel se irrite y se enrojezca después del afeitado, compresas frías en esa zona durante unos cinco minutos, ayudarán a revertir la situación. Puedes poner los cubos de hielo en el interior de un globo o mojar una gasa en agua fría para reducir la irritación. 

Productos para la piel sensible, tales como cremas hidratantes, desodorantes y jabones también son bienvenidos. La aplicación de agua termal es otro consejo para restaurar la hidratación de la piel através de sus agentes minerales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comenta o sugiere...