Cómo evitar las manchas de desodorante en la ropa



La ropa, especialmente la de color blanco, tiende a mancharse con el tiempo y el uso del desodorante. Por lo general, estas manchas se le atribuyen al mismo, pero en realidad hay un montón de hábitos que deben observarse para prevenirlas.


Causas

La gran dificultad de los fabricantes de desodorantes para reducir al mínimo los efectos de sus productos en los tejidos es el hecho de que los componentes responsables de la disminución de la sudoración son exactamente los mismos que causan las manchas amarillentas en la ropa blanca y las manchas blancas en otras prendas de vestir. 

Estos componentes son las sales de aluminio o el circonio, además de los iones de hierro. Retirándolos de la fórmula de los desodorantes, los haría ineficaces.

Estas sales penetran en las fibras del tejido, puesto que las mismas son extremadamente delgadas. Su acumulación en estas fibras es lo que causa principal de las manchas. Algunos tejidos son más propensos a la aparición de las manchas. En general, se trata de los tejidos que están compuestos de fibras naturales tales como seda, algodón y Lycra, por ejemplo.

Además de los factores mencionados anteriormente, hay muchos otros que pueden contribuir al problema. Los factores emocionales tales como el estrés, por ejemplo, pueden dar lugar a las manchas debido a un cambio en las características del sudor. Las hormonas también pueden ser responsables cuando sus niveles han cambiado por alguna razón.

La solución

La principal forma de prevenir la formación de manchas amarillentas en la ropa es lavarlas enseguida de su uso. Esta técnica evita que el sudor mezclado con desodorante, quede fijado en el tejido, lo que facilita su extracción.

Si el problema radica en la ropa blanca, antes de realizar el lavado aplica zumo de limón sobre las partes afectadas. Es crucial que la pieza está seca. Deja reposar durante algunos minutos, lavándolos normalmente a continuación. Para dejar aún más blanca la ropa, mezcla agua, jabón en polvo y una pequeña medida de alcohol. Deja en remojo durante unas tres horas. Luego lava normalmente.

Si las manchas son en ropas coloridas, el jugo de limón también puede ser una buena idea y su acción se puede aumentar mediante la mezcla de un poco de bicarbonato de sodio. Lava la prenda normalmente después.

Atención: sólo utiliza la plancha cuando estés segura que las manchas se han eliminado por completo. Esto se debe a que la plancha caliente ayuda a fijar las manchas en la tela de fibra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comenta o sugiere...