Mitos y verdades sobre el peeling



El peeling es un tratamiento muy eficaz para eliminar imperfecciones de la piel. A continuación te contamos algunos mitos y verdades acerca de esta técnica de la belleza. Se trata de un tratamiento ampliamente utilizado para quitar imperfecciones tales como manchas, cicatrices, acné y otros problemas que afectan a aquellas que valoran su estética. 

Sin embargo, mucha gente tiene dudas sobre el procedimiento. Pensando en ello, hemos seleccionado algunas cuestiones importantes.

Peeling es el nombre que recibe el procedimiento de retirada o descamación de la piel. Se trata de una denominación utilizadas para varias técnicas diferentes. En general, es una forma de retirar las diferentes capas de la piel para eliminar las células muertas. Después de retiradas, el cuerpo comienza a producir nuevas células y por lo tanto elimina o atenúa las manchas, arrugas, acné, marcas de expresión y otras imperfecciones.

1. Los peelings se clasifican según la profundidad de la aplicación. 
VERDAD. Estos tratamientos se dividen en tres tipos según la profundidad de las aplicaciones, siendo superficiales, moderados o profundos. Los superficiales van hasta la capa dérmica. Por otra parte los profundos penetran hasta las camadas reticulares, que se encuentran por encima de la hipodermis. El profesional evaluará según cada caso, que tipo de tratamiento amerita la piel de cada paciente

2 . Sólo hay una técnica utilizada en el peeling.
MITO. Para cada tipo de piel se aplica una técnica diferente de peeling. Los productos y materiales utilizados en el procedimiento se dividen en mecánicos, químicos, láser de CO2 y de ultrasonidos. Todos ellos son muy eficaces en el tratamiento de imperfecciones de la piel.

3. La limpieza facial y el peeling son la misma cosa.
MITO. Mientras que la limpieza de la piel tiene con finalidad eliminar los puntos negros, la suciedad y las células muertas, el peeling tiene como objetivo eliminar la capa superficial de la dermis para que la piel presente un aspecto más suave, homogéneo y elástico.

4. Después del peeling los cuidados con la exposición al sol debe ser redoblados.
VERDAD. Deberás permanecer lejos del sol durante dos meses después del tratamiento. Durante este período, el uso de protector solar es esencial y debe aplicarse varias veces al día, incluso con el tiempo nublado.

5. La piel no requiere preparación para someterse al peeling.
MITO. Alrededor de dos o tres semanas antes de someterse al tratamiento, los dermatólogos indican una crema para acelerar la renovación de la piel. Además, se debe observar si hay alguna irritación o alergia a los productos utilizados en estas técnicas de belleza.

Los peelings son procedimientos muy eficaces con respecto a la eliminación de imperfecciones de la piel y la mejora de su belleza. Este tipo de procedimiento genera muchos mitos y verdades a su alrededor. Por lo tanto, lo más adecuado es buscar un dermatólogo para asesorarte sobre el procedimiento y la técnica que mejor se adapte a tu tipo de piel.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comenta o sugiere...