Características de la mujer de Capricornio



Son tantas las capricornianas que hacen carrera y logran el éxito, que se podría pensar que para ellas, el amor y el matrimonio están en un segundo plano. En cuanto al amor, puede ser cierto, en lo que refiere al matrimonio, no. La mujer del signo de Capricornio tiene como objetivos la seguridad, la realización personal y la posición social. Conoce otras características de este signo.

Más allá de la belleza o edad, la mujer de Capricornio valora la capacidad de un hombre.

Ella, como todos los capricornianos, es trabajadora, planifica minuciosamente su futuro y no tiene miedo del trabajo duro, si éste le sirve a su ascenso económico. También es necesario tener en cuenta que ésta mujer espera lo mismo de su hombre para llegar a amarlo. Son pocas las capricornianas que no le gustan los brillantes, el oro o cualquier otro símbolo de la riqueza. En realidad, no aprecian la belleza de una joya, sí lo que las mismas vale.

Ella corteja al éxito, sueña con él, pero nunca la verás abriendo su camino a la fuerza para alcanzar el primer lugar. Algunas personas pueden pensar que la mujer de capricornio va a conformarse con el último lugar, debido a lo dócil que parece. Pero... ¿adivina quién llegará a conseguir esa anhelada promoción? Ella, ¡por supuesto!

Cuando desea algo, no descansa hasta lograrlo, es muy determinada.

Sí, si ella está realmente interesada, difícilmente dejará de alcanzarlo. Y lo más interesante es que lo que parecía imposible, de un momento a otro, caerá en sus manos. Algunos piensan que es ambiciosa, pero no debemos confundir, la capricorniana es determinada. Negociar con esta mujer es tener una lección de cómo obtener las cosas sin regatear y aún así obtener el mejor precio. No soporta pedir o mendigar nada a nadie, es demasiado orgulloso para eso. Es increíble cómo esta mujer se las arregla para convencer a la gente de que están haciendo un gran negocio al aceptar sus argumentos.

En vez de decirle "Te quiero", es mejor decirle: "¡Tú eres la mujer más competente que he conocido!"

La mujer del signo de capricornio finge que puede vivir sin halagos, pero le encanta oírlos. Principalmente si éstos son en relación con su trabajo o su esfuerzo físico para dejar la casa limpia, por ejemplo. Esta mujer le encanta saber que es admirada por su esfuerzo. De hecho, ella es tan amante de las alabanzas que, a menudo, tiende a dar indirectas para que alguien diga algo.

Necesita desesperadamente que le digan que es buena, bella, inteligente, trabajadora... Parece ser más equilibrada emocionalmente de lo que realmente es, a veces, sus modos pueden convencer de que es tan firme como una roca y nada es capaz de atormentarla. La verdad es que está sujeta a muchas crisis en su humor, y estas crisis tienden a ser muy duraderas. 
Cuando deciden que es el momento de quejarse, ¡aléjate de ellas! En esos momentos es mejor estar a miles de kilómetros de distancia para no terminar pagando por los platos rotos, por lo que salió mal en esos últimos minutos. Sí, ellas pueden cambiar del agua al vino, o mejor dicho, de ángel a demonio en unos minutos, y por cosas que muchas veces parecen no tener importancia.

Parece que tomó lecciones de modales y etiqueta desde el útero de su madre.

Una de las cosas más interesantes en esta mujer es su educación natural y sus modales corteses. Aunque haya sido criada en ambientes socio-culturales bajos o con padres ignorantes, te convencerá de que te enfrentas a una mujer que tuvo gran educación. Presenta delicadeza y modestia, esta mujer sabe cómo doblarte con su dedo meñique. 

No trates de ganarle por cansancio, si lo intentas acabarás descubriendo que ella puede resistir mucho más tiempo de lo que te imaginas. Ella sabe ser terca y persistente cuando lo cree necesario.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comenta o sugiere...