Tratamientos eficaces para las cicatrices



Trata las cicatrices de tu piel y no dejes que estas marcas te quiten las ganas de mirarte en el espejo, conoce los tratamientos más adecuados. Las cicatrices suelen aparecer por varias razones, desde la más simple, como un moretón en la piel, una marca de la vacuna, al apretar las espinillas, hasta las más serias tales como quemaduras, accidentes y cirugías.


El hecho es que cualquier daño ocasionado en la epidermis (la parte más externa de la piel) o en la dermis (la capa justo por debajo de la epidermis), puede dar lugar a la aparición de cicatrices. Y, aunque muchas mujeres se sientan incómodas con la apariencia de la cicatriz, vale la pena recordar que son una parte importante de la curación, después de todo, están formadas por un tejido más fibroso (por ello la apariencia diferente) que se forma en el lugar de la piel dañada.

Diferentes tipos de cicatrices

Cicatrices atróficas: Son más comunes e independientes de factores genéticos, aparecen debido a la pérdida de las estructuras que soportan y brindan firmeza a la piel, tales como el músculo y la grasa, y crean una especie de agujero (relieve) en la piel. Por lo general son cicatrices causadas por el acné, cirugías y accidentes.

Cicatrices hipertróficas: Este tipo ocurre cuando el cuerpo produce colágeno en cantidades anormales y de manera desorganizada, lo que hace que la cicatriz quede con una textura más elevada con relación a la piel que está alrededor. Es la más rara que se puede llegar a formar, tiene componentes hereditarios y muchas personas la confunden con la queloide.

Queloides: Es la cicatriz que no para de crecer, incluso va más allá de los límites de la lesión inicial. Este crecimiento no regulado es debido al hecho de que el cuerpo no deja de producir colágeno nuevo y está relacionada generalmente con factores de raza (es más común en los asiáticos) y genéticos.

Normotróficas: En este caso, la piel se vuelve con aspecto muy similar a la piel, antes de la herida. Generalmente se da en los casos de lesiones simples, que no dañan demasiado.

Mejores tratamientos para las cicatrices

Han evolucionado considerablemente: hoy en día hay varios tipos de procedimientos más simples, como las microcirugías y es posible mejorar mucho la zona dañada, hasta el punto de que la cicatriz se vuelva casi imperceptible. Sólo debes ser consciente de que las cicatrices muy extensas y profundas, difícilmente desaparezcan por completo. Los tratamientos más satisfactorios son:

# Via láser: se calienta la capa superior de la piel, la epidermis y parte de la dermis, lo que elimina las capas más afectadas, permitiendo la aparición de las nuevas capas, más naturales.

# Microdermabrasion: en este tratamiento, el dermatólogo lija la piel, controlando la profundidad que crea necesaria para encontrar y eliminar las capas afectadas de la piel.

# Peelings: hay varios tipos. El químico que, mediante la aplicación de una solución química sobre la piel, "destruye" la epidermis de una manera controlada, dando lugar a la exfoliación y combate ciertas afecciones cutáneas incluyendo cicatrices de acné. También existe el peeling de cristal, que pulveriza pequeñas partículas de cristal sobre la piel, también eliminando en forma delicada la dermis, de modo que una nueva capa de piel pueda surgir.

Relleno: el más común es con ácido hialurónico, lo que aumenta el volumen de la zona afectada, con la intención de dejar la cicatriz en el mismo nivel de la piel circundante. Es un tratamiento temporal y después de algún tiempo necesita ser repetido.

# Cirugía: sólo se indica para casos de cicatrices más extensas y profundas. Mejora en gran medida la apariencia de las cicatrices, ya que los cirujanos utilizan diferentes técnicas dermatológicas para hacer menos evidente la cicatriz.

ATENCIÓN: El dermatólogo es el único profesional indicado para evaluar el mejor tipo de tratamiento según cada caso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comenta o sugiere...