Pastillas anticonceptivas: 5 efectos secundarios


La píldora anticonceptiva es el método más utilizado por las mujeres para prevenir el embarazo, es fácil de usar y tiene una alta eficacia contra los embarazos no deseados. Sin embargo, la píldora anticonceptiva, debido a los cambios hormonales que causan en el cuerpo de la mujer, pueden causar la aparición de algunos efectos secundarios. En esta mini guía te mostramos algunos de ellos y sus posibles soluciones.

1. Dolor de cabeza y náuseas
Algunos de los síntomas premenstruales, tales como dolores de cabeza, dolor abdominal y náuseas, son comunes en las primeras semanas de uso de la píldora anticonceptiva, debido a los grandes cambios hormonales. Qué hacer: se recomienda consultar al ginecólogo cuando estos síntomas dificultan el desempeño de las actividades diarias o tardan más de tres meses en desaparecer, ya que puede ser necesario cambiar el tipo de píldora.

2. Cambio en el flujo menstrual
A menudo hay una disminución en la cantidad y la duración del sangrado durante la menstruación, así como sangrados de escape entre cada ciclo menstrual, especialmente en el uso de píldoras con bajas dosis que hacen que el revestimiento del útero sea más delgado y más frágil. Qué hacer: puede que tengas que tomar una píldora con una dosis más elevada, siempre que el sangrado de escape, o spotting, surge en más de 3 ciclos menstruales consecutivos.

3. Aumento de peso
El aumento de peso puede ocurrir cuando los cambios hormonales causados ​​por la píldora conducen a un mayor deseo de comer. Por otra parte, algunas píldoras anticonceptivas también pueden causar retención de líquidos debido a la acumulación de sodio y potasio en los tejidos del cuerpo, causando aumento de peso corporal. Qué hacer: hay que mantener una dieta sana y equilibrada, y hacer ejercicio regularmente. Pero, si sospechosas de retención de líquidos, debido a la hinchazón de las piernas, por ejemplo, deberás consultar al ginecólogo para cambiar de píldora anticonceptiva o tomar un medicamento diurético, por ejemplo.

4. La aparición de espinillas
Aunque la píldora se utiliza a menudo como un tratamiento para prevenir la aparición del acné en la adolescencia, algunas mujeres pueden padecer la aparición de algunas espinillas durante los primeros meses de su uso. Qué hacer: cuando el acné aparece o empeora después de comenzar a utilizar la píldora anticonceptiva, se aconseja informar al ginecólogo y consultar a un dermatólogo para adaptar el tratamiento cosmético o comenzar a utilizar cremas antiacné como Clean & Clear y Pure Zone L'Oreal.

5. Cambios de humor
Los cambios de humor surgen principalmente con el uso prolongado de pastillas anticonceptivas con elevadas dosis hormonales, debido a que altos niveles de estrógeno y progestina pueden reducir la producción de serotonina, una hormona que mejora el estado de ánimo y puede aumentar el riesgo de depresión. Qué hacer: se recomienda consultar al ginecólogo para cambiar el tipo de píldora u optar por otro método anticonceptivo como el DIU o diafragma, por ejemplo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comenta o sugiere...