7 hábitos comunes que causan arrugas


Algunos hábitos aceleran el envejecimiento natural de la piel y provocan la aparición de las arrugas. Combate las causas de estas pequeñas y temidas marcas y mantiene tu piel saludable. Dependiendo del caso, es posible eliminar prácticamente todas las marcas de envejecimiento con el tratamiento temprano. 

1. Sol - ¡Adiós, piel suave! El consejo número es usar protector solar. Los rayos UVA y UVB son responsables del 90% de los signos prematuros de envejecimiento. La radiación daña el ADN de las células, aumenta los radicales libres, descompone el colágeno y las fibras elásticas y también causa manchas.

2. La mala alimentación. Alimentos ricos en nutrientes como el selenio, licopeno, flavonoides, coenzima Q10 y vitaminas C, E y A reduce los radicales libres y actúan en la producción de colágeno y elastina. En ausencia de estos antioxidantes y una adecuada hidratación, la piel se vuelve más flácida y tiende a presentar arrugas. Quién es demasiado pesada parece tener una piel sana, pero no es así. Sólo presenta una piel "estirada". Bastará perder peso para que las arrugas se hagan visibles.

3. Make up. Si los productos de maquillaje son de buena calidad, ayudan a bloquear la radiación solar. Pero, si la limpieza al final del día no es la adecuada, los residuos bloquean los poros y evitan que los tejidos epiteliales se oxigenen. Sin poder respirar, la piel se verá más grasosa y sin vida. Pueden surgir puntos negros y espinillas que querrás disimularlas con maquillaje.

4. Alcohol. Consumir bebidas alcohólicas en exceso provoca un aumento de los radicales libres e impide la absorción de varios nutrientes. Por lo tanto, el esfuerzo de llevar adelante la dieta puede ser inútil si bebes demasiado. Una feliz excepción es el vino, las uvas tienen resveratrol, un excelente antioxidante.

5. Estrés. Las arrugas de preocupación no surgen solamente por el ceño fruncido. Es que la adrenalina (hormona de tensión) disminuye la cantidad de proteína p53, gen que protege el genoma. Esto causa daño al ADN, lo que provoca el aumento de los radicales libres. Como, en general, los estresados ​​comen y duermen poco, la apariencia sufre aún más.

6. Cigarrillos. Justo detrás de la radiación solar, es uno de los más grandes villanos de la epidermis. La nicotina rompe el colágeno y las fibras elásticas. Resultado: una piel amarillenta y arrugada, con manchas y sin vida.

7. Falta de sueño. Aquellas que tienen el hábito de dormir poco se quedan no sólo con las ojeras, pero con toda la piel con aspecto cansado. Esto es porque, en el momento de sueño, se produce la hormona de crecimiento (GH), responsable de la renovación celular y la calidad de la piel. Sin las preciosas horas de sueño para recargar energía, estos fenómenos no ocurren.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comenta o sugiere...