10 pasos para conquistar tus metas


Cambiar de trabajo, comprar una casa, ir al gimnasio, casarse, iniciar una dieta, ahorrar dinero, estudiar en el extranjero... Aunque inconscientemente, el ser humano siempre está involucrado con proyectos personales. Y eso es genial, porque nos ayudan a evolucionar, madurar, y sentirnos mejores como personas. Y cualquiera que sea tu plan, o planes, para que se pongan en marcha es necesario seguir algunos pasos, es lo que te mostraremos a continuación.


Paso 1. Escribe tus deseos en un papel, en la agenda, en el celular o donde sea, desde que esté al alcance de tu vista. Recuerda no olvidar nunca tus sueños, algo probable que ocurra ante la infinidad de urgencias que nos presenta diariamente la vida.

Paso 2. Dale prioridad a lo que es realmente importante para no perder tiempo, dinero y energías en lo que necesitas. Por ejemplo, escuchar a la colega que piensa que su proyecto es mucho más interesante que el tuyo o aquellas “amigas” que creen que es mucho más interesante gastar todo el saldo de sus tarjetas de crédito en ropas y zapatos, sin necesidad de ahorrar.

Paso 3. Prepárate para tu sueño. Es decir, si quieres estudiar en el extranjero, haz un curso de idiomas; si quieres comprar una casa, asegúrate de verificar los documentos necesarios para tomar un préstamo y los costos de la nueva zona en la zona en la que deseas vivir.

Paso 4. Haz una lista de todo lo que debes hacer para no olvidar ningún detalle que pueda impedirte lograr tus objetivos, como hacer un depósito o enviar una fotografía para un documento.

Paso 5. Al menos una vez a la semana reserva una hora para dedicarte exclusivamente a tu proyecto.

Paso 6. Monitorea constantemente el progreso de tu plan para asegurarte de su progreso.

Paso 7. Cree que eres capaz de cumplir con tu deseo -es esencial para mantener la confianza en tí mismo y la autoestima necesaria para el crecimiento personal. De lo contrario, el miedo, la inseguridad y el estrés pueden limitar o incluso impedirte, lo que generará frustración.

Paso 8. Pide ayuda siempre que sea necesario, ya que si bien el proyecto es tuyo, no es necesario hacer frente a todas las dificultades en soledad.

Paso 9. Si te equivocas, no lo lamentes. Al contrario, aprende de este "erro" para continuar firme hacia tu meta.


Paso 10. No supervalorizes lo que todavía tienes que hacer, ni olvides de celebrar los logros, por pequeños que sean. Después de todo, el optimismo es a la vez un combustible y te mantendrá firme en tu propósito.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comenta o sugiere...