Hidratación casera del cabello


Aprende a hidratar tu cabello desde la comodidad de tu hogar. Además de cómo hacer la hidratación en la ducha, te mostramos como lavar el cabello correctamente. ¿Quién no quiere tener un pelo como el que suele verse en las portadas de revista? Si crees que ello es imposible, debes saber que bastará tomar algunas precauciones y seguir una rutina de cuidado para que tu cabello se vea bonito e hidratado. 


Es posible cuidar del pelo de una manera sencilla mientras te bañas, pero recuerda que debes estar atenta a los detalles, lo importante para un buen tratamiento es el lavado, la temperatura del agua y la crema hidratante.

¡Dile adiós al agua caliente!
Todo comienza con una buena limpieza del cuero cabelludo para eliminar las impurezas, y especialmente deshacerse de la oleosidad. Para esto, hay que renunciar al confort y enfrentar las aguas con temperaturas más bajas, entre frías y cálidas. El agua caliente estimula el exceso de grasa del cuero cabelludo, dilata las escamas del cabello, hace que éste pierda brillo y se enrede con mayor facilidad.

Atención en la elección del champú
Puede estar aquí, en este detalle, el efecto que creemos logran solamente los peluqueros profesionales. Primero, es importante definir el producto para tu estilo: seco, graso, rizado, teñido, etc. Las estanterías de los supermercados y farmacias están llenas de opciones, opta por la que mejor se adapte a tu necesidad.

No temas frotar el pelo
La manera de frotar la cabeza en el momento del lavado es el "gran secreto", a través de ese procedimiento se eliminan los aceites de la raíz. Por lo tanto, para aquellas que tienen el cabello graso, a poner en práctica la fuerza y ​​frotar con voluntad y paciencia utilizando la punta de los dedos. Pero, para aquellos casos de cabellos secos, lo ideal es sólo masajear el cuero cabelludo con movimientos circulares, así aumenta la circulación y la producción de los óleos naturales. Para lavar el largo del pelo, la regla es la misma para todos los tipos de cabello: evitar frotarlos entre tus manos, simplemente masajea suavemente. Si frotas el pelo, se abren las escamas del mismo.

No tengas pereza al momento del enjuague
Otro paso igualmente importante en el cuidado del cabello es el enjuague. Debes asegurarte de que el champú fue eliminado en su totalidad. Lo recomendable es utilizar el mismo tiempo para el lavado,  como también para el enjuague. Si dejas residuos de champú o crema hidratante en el pelo, ello causará que el mismo se vea opaco, sucio e, inclusive, la caída de pelo a lo largo del tiempo.

No hay ninguna regla para el número de veces que debes lavar tus cabellos por semana. Dos, tres o todos los días: la cantidad varía de acuerdo a los deseos y necesidades de cada una. Pero vale la pena recordar que el agua, así como para la piel, es la mejor crema hidratante que existe. El problema no es el lavado, pero es la calidad de los productos y la forma en que se seca el pelo. Por lo tanto, abusa del agua con conciencia ya que el pelo sucio, además de antihigiénico, puede tener efectos nocivos, como el aumento de la caída, por ejemplo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comenta o sugiere...