11 usos sorprendentes de la mantequilla


La mantequilla, cuyo origen se remonta a la prehistoria, tiene propiedades que van más allá de la cocina. Elaborada con leche golpeada hasta convertirse en una emulsión de agua y grasa, puede ser útil en muchas ocasiones. A pesar de ser un alimento rico en grasas saturadas y colesterol, ¿a quién no le gusta un poco de mantequilla sobre el pan caliente?


Pero, más allá de eso, este producto puede ser utilizado para diversas funciones, sea en la eliminación de manchas o para evitar magulladuras, por ejemplo. Echa un vistazo a estos usos sorprendentes de mantequilla…

1. Quita manchas de tinta en el plástico
Frota las marcas con mantequilla y deja los artículos de plástico expuestos al sol durante unos días

2. Silenciar una puerta chirriante
Aplicar un poco de mantequilla sobre las bisagras y listo, tu puerta dejará de hacer esos ruidos molestos.

3. Limpiar el pegamento de las manos
Para eliminar los restos de pegamento solo deberás frotar un poco de mantequilla sobre tus manos. Luego, es solo enjuagar con agua y jabón

4. Cuchillo antiadherente
Al cortar los alimentos como caramelos, malvaviscos o pasteles (que por lo general se adhieren a la navaja) unta un poco de mantequilla para ayudar a que se deslice fácilmente a través de éstos.

5. Evitar el moho
Para evitar la formación de moho sobre el queso, por ejemplo, se puede untar su cáscara con mantequilla.

6. Quitar los olores del pescado
Nadie merece ese olor a pescado impregnado sobre las manos. ¿La solución? Frota un poco de mantequilla en las manos para eliminar definitivamente ese olor.

7. Conservar la cebolla
Aplica un poco de mantequilla sobre la cebolla y envuélvela en papel de aluminio. De esta forma la cebolla se mantiene fresca durante más tiempo.

8. Restaurar una vela
Puedes lustrar aquellas velas decorativas que tanto te gusta, frotándolas con un poco de mantequilla.

9. Ingerir comprimidos
Si tienes problemas para tomar pastillas, pásales un poco de mantequilla antes de levarlas a tu boca. Esto hará que el proceso sea más fácil.

10. Calmar pies cansados
Masajear los pies doloridos con mantequilla y luego envolverlos en una toalla caliente y húmeda por diez minutos bastarán para aliviar el cansancio y dolores causados por un día ajetreado de trabajo y caminatas.

11. Tratamiento de belleza
La mantequilla incluso se puede utilizar como un tratamiento de belleza. Ella sirve como crema de afeitar, para nutrir la piel seca o para tratar uñas quebradizas. También para suavizar las manos e incluso como un acondicionador para el cabello (en caso de emergencia).

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comenta o sugiere...