Enjuague bucal casero


Los enjuagues bucales caseros son siempre una buena alternativa a los productos cosméticos realizados industrialmente, con ingredientes que normalmente no son naturales. Podemos probar y poner en práctica en casa con muy diversas opciones, pero siempre destacando su condición natural, pura. Te mostraremos algunos enjuagues bucales caseros. En general, las especias y plantas aromáticas son los mejores para realizar este tipo de preparados.


Suelen trabajar en dos direcciones, por un lado tienen características antisépticas y antibacterianas. Por otro lado, tienen buen aroma y la capacidad de eliminar aquellos que no son tan agradables. Puedes probar con esta receta basada en canela y añadirle menta y clavo de olor. 

Ingredientes 

½ litro de agua
Dos ramas de canela
Cinco o seis clavos de olor
5 o 6 gotas de aceite esencial de menta

Preparación

Hervir un litro de agua. En el momento en que empiece a hervir, añadir la canela y el clavo de olor. Poner a fuego lento y dejarlo cocinando durante cinco minutos. Apagar, tapar la olla y dejar reposar durante al menos media hora. 

Una vez transcurrido este período aplicar a la mezcla las gotas de aceite esencial de menta y colar la preparación, tratando de aprovechar al máximo lo resultante para obtener la mayor cantidad de líquido posible. No olvides que éste será tu enjuague casero para el mal aliento.

Guarda este enjuague un frasco o recipiente de vidrio (con tapa) y utilízalo todos los días en la mañana o cuando sea necesario. Como de costumbre, el procedimiento es el mismo que cualquier otro enjuague bucal, hacer gárgaras. El resultado será muy aromático y refrescante, con ese delicioso aroma a canela siempre presente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comenta o sugiere...