Los complejos femeninos más comunes


¡Oh malditos complejos! No sabemos cómo son adquiridos, generalmente tienen relación directa con algunas partes de nuestro cuerpo y pueden convertirse en obsesión. Por no hablar de la "dictadura" de la estética social. En la mayoría de los casos, se hacen más perceptibles a los 30 años, cuando nos ponemos a pensar que hemos envejecido y por ello, muchas son las clínicas estéticas y centros de cirugías plásticas que se hacen multimillonarias a raíz de éstos.

Afortunadamente, es posible encontrar aún algunos médicos sensibles y acostumbrados a este tipo de crisis en las las mujeres, limitando nuestra histeria. Basta con que tengas conversaciones sinceras con tus amigas y compañeras de trabajo, las cuales se sincerarán (o tal vez no) y confesarán cual es su principal complejo.

En momentos que vivimos estas crisis, es muy importante buscar apoyo y contención en nuestra pareja y, en el caso de las mujeres solteras, también se puede optar por expresar nuestras disconformidades estéticas con amigos cercanos. Si son amigos verdaderos, serán capaces de opinar si realmente es necesario tratar de “mejorar” esa parte del cuerpo que tanto te acompleja.

Senos
Hoy en día, son los campeones en el ámbito de la cirugía plástica, y lo peor es que la gran mayoría de las mujeres que buscan este tipo de solución son menores de 30 años. ¿Alguna vez has visto a una mujer muy satisfecha con su pecho? La cirugía, en nuestra opinión, debe ser el último recurso. Usa y abusa de los sujetadores creados especialmente para agrandar esta parte del cuerpo. No hay nada más femenino que un delicado encaje debajo de las prendas.

Look en general
No hay manera, ¿crees que la forma de verte es una verdadera basura ambulante? Es hora de darle un impulso en tu autoestima. Primer paso, al despertar recuerda que eres la reina de tu hogar, por lo que debes sentirte mejor. Repite firmemente que eres hermosa, a pesar de tus kilos de más, tu piel dañada por el sol, tus dedos amarillos por la nicotina. Porque, para todos estos inconvenientes, existen soluciones simples:


Kilos de más. Comprar libros de dietas (siempre que sean supervisados por especialistas), además de funcionar maravillosamente, termina por generar una gran disciplina.

Piel quemada por el sol. No hay nada como unas rodajas de tomate puestas sobre la piel. Déjalas actuar durante unos 15 minutos, esto evitará el desprendimiento de la piel.

Dedos amarillentos por la nicotina. Frota tus dedos con la parte interna de la cáscara de plátano. Para desprender de los mismos el olor desagradable del cigarrillo, frota en tus manos algunos granos de café.

Pies. Son muchas las mujeres que tienen complejo con sus pies, esto es una locura. Entre sus razones escuchamos que sus uñas están encarnadas, que sus pies son muy “huesudos”, que sus talones no lucen bellos, etc. Son muchas las opciones que existen para embellecer tus pies. Pintar las uñas con colores fuertes puede ser divertido, por ejemplo. ¿Sabías que la mayoría de las modelos que admiramos, tienen los pies “feos” y maltratados debido a usar constantemente tacones altos? Así es, no todo lo que brilla es oro, dicen por ahí.

Bueno, nadie es perfecto. Por lo tanto, deja de buscar defectos en tu cuerpo, después de todo, también estás llena de cualidades. Sólo debes saber verlas y tener el coraje para mostrarlas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comenta o sugiere...