Caminar descalzo es bueno para la salud


Caminar descalzo mejora la salud, dicen los expertos. Andar descalzo, en contacto directo con el suelo  resulta muy beneficioso para el organismo. Quítate los zapatos o zapatillas de deporte y deja que tus pies sientan directamente el suelo, al caminar sobre la hierba o tierra. Es una experiencia relajante y agradable. Se trata de romper las barreras artificiales que nos "separan" del planeta y tener relación directa con la naturaleza. 

Pero, más allá del placer proporcionado por el contacto, son cada vez más fuertes las evidencias que caminar descalzo es beneficioso para la salud. Ya se cree que esta especie de terapia, es capaz de prevenir e incluso ayudar a curar enfermedades. El contacto con el suelo se puede utilizar para mejorar la calidad de vida o para ayudar en tratamientos médicos.



La explicación radica en la carga eléctrica natural de la Tierra. Al pisar descalzo sobre el suelo estamos en contacto inmediato con la energía natural del planeta. El intercambio reequilibraría el cuerpo y actuaría en la prevención y corrección de problemas de salud. Diversas investigaciones recientes sugieren que la energía de la Tierra puede estabilizar el "sistema eléctrico" de nuestro cuerpo y ayudar a protegerlo. Una relación de recarga, reponiendo moléculas necesarias y saludables y descartando otros prescindibles y dañinas.

Los efectos de contacto del pie con el suelo y el intercambio de energía con la tierra, influyen beneficiosamente en la salud. Se recomienda poner a un niño desde pequeño en contacto directo con la tierra para formar la planta del pie de manera saludable. Es una región muy sensible. El agua de mar, el suelo, la tierra, tienen un efecto positivo en la salud, la transmisión de energía entre la persona y el planeta, equilibrará nuestra energía.

La explicación de los beneficios de esta simple terapia es simple. Si el cuerpo tiene un exceso de carga positiva, con creación de radicales libres relacionados con la inflamación, la superficie de la Tierra está cargada negativamente y tiene una cantidad incalculable de electrones libres. 

Los estudios indican que el contacto entre pies/tierra durante unos pocos minutos, ayudarían a neutralizar la carga positiva y equilibrar al cuerpo, ya que fluirían de la tierra al caminante. Esto daría como resultado el alivio de dolores, lesiones y la tensión muscular, dolores de cabeza, reducción del estrés, mejora de la presión arterial, oxigenación y la ayuda al sistema inmunológico en la lucha contra la inflamación.

Entonces… ¡a descalzarnos y poner en práctica estas técnicas naturales!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comenta o sugiere...