Blanquear los dientes con cáscara de naranjas


Cuando te miras en el espejo y sonríes, ¿te gusta lo que ves? ¿Tus dientes están manchados, no tan blancos como solían verse? Si esto suena familiar, es posible utilizar un tratamiento para blanquear los dientes utilizando la naranja. Factores como la edad, el consumo de té, café, el tabaco, falta de salud dental y ciertos medicamentos o enfermedades pueden decolorar los dientes. Los tratamientos convencionales que encontramos en las clínicas dentales suelen ser eficaces, pero costosos.


Una forma más asequible para blanquear los dientes es el uso de cáscaras de naranja.

1.   Desliza la naranja en una superficie plana. Esto ayudará a que se afloje y se suelte la cáscara de la pulpa.

2.  Pela la naranja para que puedas obtener las tiras de la corteza. Pon la punta de la cuchilla en la parte superior del centro de la naranja. Arrastra la misma a través de la cáscara, desde el centro de la parte superior hacia la parte inferior, sin cortar la pulpa de naranja. Repite el mismo procedimiento hasta que hayas cortado alrededor de toda la naranja. Deja unos 2,5 cm entre cada corte.

LEE TAMBIÉN

3.   Sujeta la tira de cáscara de naranja y arráncala de la fruta. Repite este procedimiento hasta obtener tiras de 2,5 cm de ancho y una fruta perfectamente pelada.

4.   Sujeta la tira de corteza con la parte interior blanca hacia ti. Cubre los dientes con la corteza. Frota la parte blanca hacia adelante y hacia atrás sobre tus dientes. El ácido de la cascara de la naranja es muy recomendable para blanquear los dientes.


5.   Enjuaga los residuos de cáscara de naranja que queden en los dientes. Cepíllate con crema dental con flúor. Siempre cepillarse los dientes después de hacer este procedimiento, ya que estas frutas son naturalmente ácidas, lo que puede dañar tus dientes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comenta o sugiere...