Tratamientos caseros para las varices


Millones de personas en todo el mundo sufren con la aparición de varices, siendo las mujeres sus principales víctimas. Esto ocurre debido a la progesterona, una hormona femenina que promueve la dilatación de las venas, desarrolla sus efectos sobre la superficie de la pielEl problema por lo general afecta a personas mayores de 30 años, o aquellas que trabajan tiempo de pie o sentadas. Sin embargo, la causa principal de las venas varicosas en ambos sexos es la herencia.


Si tienes un pariente cercano que sufre con las varices, vale la pena consultar a un cirujano vascular para que éste indique tratamientos preventivos contra el problema, que suele causar muchas molestias en su etapa avanzada, ya sean estéticas y/o físicas.

Surgen primeramente como una hinchazón seguida a lo largo del curso de las venas por calambres musculares y una sensación del cansancio detrás de las rodillas.

Como prevención, trata de no usar nada que afecte el flujo normal de sangre, así no se formarán las venas varicosas. Los principales aliados de las varices suelen ser los zapatos de tacón alto, zapatos apretados, cinturones y ropa ajustada. Las medias para varices también son buenas aliados para evitar el problema.

Otro consejo importante para aquellas mujeres que tienen una tendencia a desarrollar venas varicosas es prestar atención a su dieta: suspender el consumo de condimentos fuertes (como la pimienta), productos cárnicos, alimentos grasos como el chocolate, la margarina, los alimentos fritos y los productos lácteos.

Lo ideal es reemplazarlos con alimentos más saludables: cereales integrales, fruta fresca de cada estación, verduras crudas, y beber agua pura y abundante, aunque no tengas sed.

Si tu médico lo aprueba, hacer actividad física regular y moderada, ello te ayudará a mejorar la circulación sanguínea en las piernas, principal región afectada por las varices  Compresas naturales también ayudan en la circulación, interesante opción para aquellas que trabajan todo el día de pie.

Un buen momento de aplicarlas es cuando llegas a casa al final del día, acuéstate, eleva las piernas por encima de la cabeza, con la ayuda de almohadas, para mejorar la circulación. Estas compresas pueden ser embebidas en vinagre y agua fría. El vinagre posee efectos anti-inflamatorios y son excelentes aliados en el combate a las “arañitas” típicas de las varices.

También es posible utilizar varios tipos de hortalizas en tratamientos caseros, tales como cataplasmas con hojas calientes de lechuga. Aplicar en la zona afectada durante 15 minutos. Cambiar las hojas después que enfríen. Cuando haya terminado, masajea el área con una toalla mojada con agua fría, que ayuda a cerrar los poros.

Las infusiones con miel y romero también son una excelente opción, ya sea bebiendo su té dos veces al día, como también en la aplicación de cataplasmas en las zonas afectadas.


Por último, es muy importante que antes de usar cualquier tratamiento casero, consultes a un médico especialista para evaluar si estas alternativas son adecuadas para tu caso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comenta o sugiere...