Recetas de sopas adelgazantes


Además de deliciosas y fáciles de hacer estas sopas te ayudaran a perder peso. Reemplaza la cena por una de estas recetas bajas en calorías y pierde esos kilos no deseados. Tomar un poco de sopa en la noche puede ser una solución ideal para aquellas que quieren adelgazar. A medida que la tasa metabólica disminuye al finalizar el día (y nuestro cuerpo ya no necesita tanta energía para funcionar), se puede hacer una comida ligera y baja en calorías. Aquí te mostramos las más deliciosas sopas que te ayudarán a mejorar tu silueta, pruébalas.


Sopa adelgazante con zanahorias


Ingredientes
1 cebolla pelada
1 diente de ajo triturado
1 cucharada (sopera) de aceite de oliva
2 a 3 pastillas de caldo concentrado de carne (o producto similar para darle sabor)
1/2 puerro
1 zanahoria rallada
1 rábano rallado
1/2 repollo púrpura picado
2 tomates
2 hojas de col en tiras finas

Preparación
Saltea la cebolla y el ajo en el aceite de oliva. Añade las pastillas de caldo de carne y cubre con 1 litro de agua. Añade el puerro, las zanahorias y el rábano. Deja a fuego medio durante 20 minutos. Si es necesario, agrega más agua. Agrega los tomates y el repollo. Cocina hasta que las verduras se vean muy suaves.

Crema de calabaza con queso cottage


Ingredientes
400g de calabaza madura en cubitos
Agua
Sal y pimienta a gusto
1 cebolla mediana, picada
1 cucharada pequeña de harina de maíz
1/2 taza (100 ml) de leche descremada
4 cucharadas (soperas) de queso cottage
80 g de pechuga de pavo light en cubos
1 cucharada (de postre) de queso parmesano light rallado
Perejil picado al gusto
1 cucharada (pequeña) de aceite de oliva

Preparación
Cocer la calabaza en medio litro de agua con la sal hasta que esté bien blanda. Quita unos trozos de calabaza cocida y guárdalas.
Saltea la cebolla en un poco de agua. Mezcla la cebolla, la calabaza y el agua utilizada para hervir las calabazas y lleva la mezcla al fuego por unos minutos más.
Luego, lleva todo a batir en la licuadora y pon la sopa en el fuego de nuevo. Agrega la pimienta, la harina de maís disuelta en la leche y revuelve hasta que hierva.
Retira del fuego, añade el queso, los trozos de calabaza que habías reservado y la pechuga de pavo. Por último, agrega el queso parmesano y el perejil y rocia con aceite de oliva.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comenta o sugiere...