Cauterización capilar casera


La cauterización capilar es un tratamiento indicado para restaurar la queratina del cabello perdida por los agentes agresores del día a día, conoce más sobre este tratamiento capilar revolucionario. Sirve para reposición, mejora del volumen, y para reducir el encrespamiento del cabello, la cauterización del cabello también mejora las puntas abiertas al unir toda la estructura desgastada del pelo através de la queratina.

La cauterización del cabello es un gran tratamiento para reconstruir el cabello dañado por los diversos agentes químicos, resecos por la acción de los tintes, planchitas, alisados, exposición prolongada al sol, el viento, entre otros... Además, por supuesto, de brindar una sustitución necesaria de queratina.

Hoy, te enseñaremos en nuestro Blog una cauterización capilar casera, fácil de hacer y que tendrá excelentes resultados como tratamiento para el cabello.

Receta casera de cauterización capilar (aplicación paso a paso)

El primero paso es lavar el cabello con un champú anti-residuos. Con este champú, el cabello se vuelve áspero ya que sus escamas quedan abiertas y preparadas para recibir a los siguientes productos.

Después de lavar el pelo, secarlo bien, dejándolo apenas húmedo. No es obligatorio, pero para un excelente rendimiento, puedes utilizar un secador que contenga iones positivos, éstos amplían las escamas del hilo capilar para recibir la hidratación.

Aplica la queratina líquida (encontrada en las tiendas especializadas en estética capilar) en cada hebra de cabello, con movimientos hacia arriba y hacia abajo para que el producto penetre bien.

Después de que se aplique la queratina en todo el cabello, péinalo con un cepillo de cerdas suaves y, si lo deseas, usa un secador de pelo con iones negativos (ideal para cerrar las escamas). En esta etapa ya podrás comprobar el brillo que este tratamiento le proporciona a tu cabello.

LEE TAMBIÉN:

Después del cepillado y secado, pasa la planchita de pelo (preferentemente de cerámica) mechón por mechón, incluso puedes hacerlo con el cabello todavía húmedo. Luego de completar la cauterización, lo recomendable es pasar tres días sin lavarse el cabello para que el producto se fije bien y se puedan apreciar los resultados. Te aconsejamos la aplicación de este tratamiento dos veces al mes.