Riesgos del consumo de bebidas gaseosas


Las gaseosas, también llamadas refresco o bebida carbonatada, son muy consumidas en todo el mundo pero, atención, su consumo puede representar un riesgo para nuestra salud. ¿Quién puede resistirse a un vaso de refresco al finalizar la jornada? Pero como todos los excesos son malos, estas bebidas no escapan a la regla. Entérate...


Además de los zumos de frutas y hierbas que promueven un mejor sabor y aceptación, este tipo de refrescos generalmente contienen algunas sustancias tales como acidulantes y colorantes. Los efectos secundarios de su consumo, dependerá de la sensibilidad individual a causar algún tipo de reacción como alergias, por ejemplo.

Uno de los componentes presentes en el las bebidas gaseosas es el azúcar y, en el grupo cola, un acidulante llamado ácido fosfórico. El exceso de azúcar (ya sea en el propio producto para su fabricación, como en el consumo excesivo) puede causar caries, variar la sensibilidad y predisposición de cada persona, sobrepeso, obesidad, flatulencia (gases), empeorar los casos de gastritis, diabetes (además de los factores genéticos , estrés, etc), elevar los triglicéridos en la sangre, lo que puede conducir a un aumento de los niveles de colesterol total y LDL (colesterol malo).

Los refrescos del grupo cola y el guaraná, que son los más ricos en cafeína, son los más consumidos entre las variedades que se encuentran en el mercado. En mayor o menor medida, la cafeína tiene acción diurética, vasodilatadora y excitante del sistema nervioso central, tonifica y reduce el sueño y la fatiga. Por otro lado, provoca una descarga de adrenalina y, cuando se consume en altas dosis, puede provocar temblores involuntarios, aumento de la presión arterial y de la frecuencia cardíaca.

El grupo de los refrescos cola posee en su composición, además de la cafeína, el ácido fosfórico, una sustancia que puede dañar la fijación del calcio en los huesos y puede dejarnos con tendencia a la osteoporosis.

Los refrescos light son una buena opción para aquellas que les gusta estas bebidas, pero lucha contra los kilos de más. Pero... atención, deben consumirse con moderación ya que su composición presenta, además de los componentes mencionados anteriormente, edulcorantes artificiales que tienen efectos desconocidos con su consumo frecuente y eventualmente abusivo a largo plazo.

A modo de resúmen podemos decir que el consumo excesivo de bebidas gaseosas puede causar...

  • CARIES DENTALES
  • TRASTORNOS DEL SUEÑO
  • OBESIDAD
  • CÁLCULOS RENALES
  • OSTEOPOROSIS
  • CELULITIS

Aquí, luego de leer este post, puedes llegar a preguntarte ¿si estas bebidas pueden causar tantas patologías por qué son tan populares y consumidas? La respuesta se puede resumir a un “maravillas del marketing”

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comenta o sugiere...