Propiedades y beneficios del té rojo


Después del té verde y el negro, ahora es el momento que el té rojo se gane la fama por su promesa de ofrecer innúmeros beneficios para la salud y la belleza. De la misma planta, la Camellia sinensis, el té rojo, también conocido como el té Pu-erh es el más popular de todos los tés chinos, catalogados de acuerdo a la calidad de las hojas y el año de producción, así como los vinos. Conoce más acerca de sus beneficios y propiedades.


En realidad, el té rojo es un derivado del té verde que adquiere ciertas características después de someterse a una alta fermentación. Originalmente, sus hojas se comprimen y se almacenan en barriles, en condiciones especiales. Este proceso de maduración puede durar hasta 60 años, pero se han desarrollado técnicas para disminuir el tiempo de maduración, eso explica porque actualmente su precio no es tan alto.

A diferencia del té verde, que es amargo y blanco, té rojo es más fuerte, y no es tan amargo.

Se le conoce como "devorador de grasas", ya que acelera el metabolismo del hígado y hace que el cuerpo queme grasas en lugar de almacenarlas, siendo un aliado para aquellas que quieren perder peso.

Pero, hay que destacar que esta acción no tiene aún prueba científica. No se han realizado estudios para demostrar la relación entre el consumo regular de té rojo y la reducción de peso (aunque en la práctica ya varias mujeres lo han podido comprobar en su cuerpo).


Se sabe que, así como el té blanco y el verde, té rojo contiene polifenoles y flavonoides (tales como la catequina), componentes con poderosos antioxidantes que ayudan a proteger las células del cuerpo contra la acción de los radicales libres. Además, reducen el riesgo de patologías cardiovasculares y del sistema nervioso, algunos tipos de cáncer, retrasan el envejecimiento y ayudan a reducir los niveles de colesterol y triglicéridos. También es una fuente de vitaminas C, K, B1 y B2.

En general, el consumo de té no tiene contraindicaciones, pero con el té rojo es diferente, si se consume en exceso puede causar: insomnio, aumento de la ansiedad, síntomas del síndrome premenstrual y la posibilidad de que se formen piedras en el riñón, debido al alto contenido de oxalatos.

Las personas con presión arterial alta y las mujeres embarazadas también deben estar atentas a su consumo, el mismo no deberá ser mayor que 1 taza por día.


Al igual que el té blanco y el verde, el té rojo puede ser consumido con moderación y ser parte de tu menú diario. Sin embargo, con el fin de eliminar peso es importante que pongas en práctica una alimentación sana y practiques actividades físicas regulares. Este té podrá ayudarte a adelgazar, pero por sí solo no hará que baje la aguja de la balanza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comenta o sugiere...