Productos de higiene íntima y sus riesgos


El cuidado de la higiene íntima femenina es esencial, tanto para sentirnos seguras en el día a día, como también por nuestro bienestar y salud pero, ciertos productos pueden ser muy peligrosos. Además de la ducha con agua y jabón, los productos de higiene femenina se utilizan a menudo para asegurar el mantenimiento de buenos olores y la limpieza de las prendas.


Los protectores diarios y adherentes para la menstruación, son los productos más utilizados por las mujeres, así como los que tienen una mayor variedad de funciones, por lo que merecen ser evaluados sus potenciales daños. Veamos...

1 - Riesgo de cáncer. La mayoría de estos productos, sean internos o externos, contienen en su algodón residuos de dioxina, una sustancia cancerígena que se absorbe directamente por el torrente sanguíneo, sin filtros, al entrar en contacto con la piel. Esta sustancia no es eliminada del proceso de producción de las toallitas, ya que deja al algodón con aspecto más blanco por ser una característica atractiva para muchas consumidoras.

2 - Trastornos neurológicos. La dioxina del algodón de los absorbentes y toallitas femeninas reduce los niveles de magnesio en el cuerpo, lo cual puede resultar en una deficiencia de este mineral esencial. Como el magnesio es necesario para una conexión correcta entre las células del cerebro, por ejemplo, las funciones biológicas esenciales podrían verse comprometidas.

3 - Enfermedad de Parkinson. El algodón usado en los productos de higiene femenina también contienen pesticidas peligrosos, tales como los organofosfatos, que también son absorbidos desde la piel hacia el torrente sanguíneo. El Departamento de Defensa de Estados Unidos publicó un estudio en la revista Nature Genetics que demuestra la relación entre los pesticidas organofosforados con la enfermedad de Parkinson. De acuerdo con este estudio, los pesticidas inhiben la actividad de un gen que controla los movimientos del cuerpo.

4 - Riesgo de desequilibrio hormonal. Los plaguicidas organofosforados presentes en su algodón también son conocidos como disruptores hormonales, incluso a niveles de exposición extremadamente bajos.


5 - Riesgo de alteraciones genéticas. La mayoría de los productos de higiene femenina están hechos de algodón modificado genéticamente. El resultado del contacto de la piel con este algodón nunca se ha probado, lo que preocupa a algunos científicos que afirman que los genes trans son conocidos por migrar al azar y afectar a los genes de los seres que viven en contacto con ellos.

6 - Riesgo de síndrome de shock tóxico. Los tampones pueden interferir con el equilibrio de algunas bacterias importantes para el cuerpo, lo que puede desencadenar en una enfermedad potencialmente fatal conocida como síndrome de choque tóxico.

Cómo protegerse

Para estar mínimamente protegida es importante dar preferencia a la utilización de algodón orgánico en ese tipo de productos, reducir la frecuencia de uso de tampones y hacer cambios constantes, ello ayudará a tener un menor riesgo de sufrir síndrome de shock tóxico.



Las mujeres también deben compartir los peligros del uso de toallitas y tampones entre su familia, amigas y conocidas, y buscar la comunicación con los fabricantes de productos de higiene femenina, para lograr el fin de la utilización de ciertos ingredientes tóxicos. Nos merecemos ¿no?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comenta o sugiere...