Limpieza energética para el hogar


Te mostraremos como proteger y purificar tu hogar o lugar de trabajo contra las malas energías que afectan nuestras vidas y pensamientos. Nuestra casa o entorno de trabajo pueden ser invadidos por estas energías negativas que causan una serie de fenómenos negativos, el dinero no rinde, se generan discusiones sin motivos aparentes, nos sentimos estresados, cansados. Para que la paz vuelva a hacerse presente en tu casa sigue estos tips...

¿Ambientes pesados que causan malestar en las personas? ¿gente enojada, con mal humor y constantes peleas? ¿sueño y estrés? ¿dispositivos electrónicos que se rompen o dejan de funcionar? ¿plantas y animales que se enferman de un momento al otro?

Todas estas situaciones pueden ser indicativos que tu hogar se encuantra invadido por las malas energías. Una solución para ponerle fin a esto es optar por las llamadas “limpiezas energéticas”. Ten en cuenta y toma nota de las siguientes recomendaciones:

1) La energía negativa existe: Si no crees en las mismas, te estás engañando a ti misma. El primer paso es creer en su existencia y actuar en consecuencia, eliminándola de tu entorno.

2) Limpieza física: El siguiente paso es la limpieza física, debemos limpiar nuestras casas y lugares de trabajo. Retirar la suciedad gruesa, quitar el polvo, limpiar los baños, arreglar el desorden allí presente. Saca la basura acumulada. Con esto iniciamos la limpieza y armonización de esos ambientes.

3) Abre las ventanas: Deja que entre mucha luz en todos los ambientes, renueva el aire. Lugares con poca luz son propicios para la acumulación de energías negativas. Abre las ventanas y deja que el sol invada todo. Los rayos del sol y el aire fresco son aliados en la limpieza de las malas energías.

4) Los inciensos purifican: Abusa de los inciensos que, además de desprender aromas agradables, también limpian los ambientes de la mala energía. Opta por comprar inciensos que tengan en su composición ruda, alcanfor, siete hierbas y sal, elementos ideales para este tipo de limpieza. Puedes utilizarlos todos los días.
5) Agua bendita: otro remedio casero para contrarrestar la mala energía es el agua bendita de las iglesias o centros espirituales. Todos los días rocía la misma por los diferentes ambientes de la casa o entornos de trabajo. Alejará todo tipo de “males”.

6) Lavanda: en esencia o perfume. La lavanda se utiliza ampliamente en la purificación de los entornos. Tiene un gran poder para calmar a personas. Pon un poco de lavanda al rociador y utiliza diariamente en el ambiente que prefieras. Es ideal para usarlo en los dormitorios.

7) Sal gruesa: una vez al mes limpia el piso de los ambientes deseados con una mezcla de agua y sal. La limpieza deberá ser en el sentido de adentro hacia la puerta de entrada de la casa o lugar de trabajo. La sal gruesa es muy indicada para alejar las malas energías y renovar nuestro espíritu.

Podrás creer o no en este tipo de energías pero, no cuesta nada intentarlo. Seguramente ¡te sentirás renovada de cuerpo y alma!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comenta o sugiere...