Como tratar la piel de los glúteos


Algunos tratamiento caseros pueden mejorar, y mucho, el aspecto de la piel de los glúteos. Principal objeto de deseo de los hombres, debemos mantenerlos alejados de las espinillas, celulitis y estrías. El equipo del blog investigó un poco más sobre la temática y preparó algunos tratamientos y recetas para mantener la piel de esta zona en perfectas condiciones, echa un vistazo...


Líder absoluto en la preferencia popular, pocas cosas femeninas imponen tanta presencia en el imaginario masculino como unos glúteos firmes y con una piel cuidada.

El problema es que, al servir como una especie de amortiguador natural, ahogado en el interior de los pantalones con telas pesadas y sometido a la fricción de la ropa interior sintética, el glúteo sufre y no deja de ocultar las marcas de tales maltratos. Y allí, en la intimidad de cuatro paredes, entre espinillas, celulitis y estrías, puede jugarnos una mala pasada y pasarnos factura de esos maltratos.

Al ser una de las áreas del cuerpo menos expuestos a las acciones exteriores, la sensibilidad de la piel en la región de los glúteos es muy alta. Excepto los casos de quienes practican el nudismo, los glúteos ven el sol muy pocas veces y es su contacto cercano (de hecho, muy cercano), con las prendas se produce prácticamente todo el tiempo, lo que sólo empeora las cosas.

Un problema común que surge como consecuencia de ese roce es la pseudofoliculitis, aquellos falsos “granitos”, que afectan tanto a las mujeres. La pseudofoliculitis se da por la aparición de diversas bacterias que obstruyen los poros. La piel pierde su textura y el problema puede convertirse en una infección. 

El tratamiento es simple y eficaz, con lociones antibióticas, pero el problema se puede evitar. Quién tiene la predisposición, puede hacer uso de un jabón de ácido salicílico y un exfoliente suave además de, por supuesto, evitar la ropa con tejidos muy pesados y dar preferencia a la ropa interior de algodón.

Pero, las grandes villanas de esta historia siguen siendo la celulitis y las estrías. Odiadas por generaciones, al igual que los hombres, les encanta la piel de los glúteos femeninos, aún más cuando se trata de chicas jóvenes. Suelen aparecer durante la adolescencia. La celulitis, por la acumulación de tejido adiposo, que absorbe el líquido y queda atascado entre el tejido fibroso, causando ese aspecto irregular en la piel. Y las estrías, por el estiramiento de la piel, especialmente en la fase de crecimiento, cuando el cuerpo se esta modelando debido al aumento de las caderas. Es irónico pero, las mujeres con cuerpo mejor definido son más propensas a tener estrías.

Vamos a lo que realmente nos interesa, a continuación algunos tips...

Frota la mezcla de ½ taza de yogur natural con 3 cucharadas de sal. Pon la mezcla en una esponja de baño y masajea suavemente los glúteos con movimientos circulares. Con este masaje durante unos 10 minutos, podrás eliminar las células muertas de esa zona.

Siempre que tomes una ducha, opta por un jabón cremoso y un guante esponja con textura rugosa. Solo con lavar tu cuerpo y principalmente la zona de los glúteos, lograrás activar y mejorar la circulación sanguínea. De esa forma evitarás la flacidez y la aparición de celulitis. Lucirás una piel más suave y tersa.

Al salir de la ducha, nunca olvides de aplicar una buena crema hidratante corporal. Es el momento en que la piel está mejor preparada para absorber esas sustancias.

MASCARILLA TONIFICANTE

Ingredientes (se encuentran en farmacias naturales):
Algas gigartinas
agua mineral
Crema reafirmante con centella
Mascarilla de Barro
Cepillo suave
esponjas
Emulsión de colágeno y elastina

Cómo hacer:
* Hidratar las algas en agua, preferentemente mineral, durante aproximadamente una hora hasta que dupliquen en tamaño y se convierten en gelatinosas
* Extender las algas sobre la piel de los glúteos
* Sin retirar las algas, pasar una crema reafirmante con centella, masajeando con presión sobre la piel. Masajea dando unos golpecitos hacia arriba durante unos minutos.
* Con un pincel, aplicar una máscara de barro, que contiene oligoelementos tonificantes y tensores. Dejar la mezcla sobre la piel por 15 minutos.
* Retirar la mascarilla de barro con las esponjas.
* Aplicar una emulsión con sustancias activas a base de colágeno y elastina con masajes ascendentes para que la absorción sea mayor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comenta o sugiere...