Como organizar tu colección de zapatos


No hay nada más incómodo que un armario desorganizado o una enorme cantidad de zapatos y sandalias desordenadas... ¿Quieres saber cómo organizar tus zapatos?. Es uno de los mayores retos de todas las mujeres, mantener sus calzados organizados, de manera fácil de encontrarlos, esto puede llegar a ser una tarea casi imposible. 


Ya estás lista para salir y no puedes encontrar aquel calzado preferido. Una montaña de zapatos fuera de orden puede ser muy molesto y podría dañar tus inmaculadas sandalias y zapatillas. Los siguientes consejos pueden ayudarte a darle un agradable aspecto a tu colección de zapatos....

Haz un inventario de los zapatos

El primer paso para la organización de cualquier cosa, pero sobre todo una colección de zapatos, es saber cuántos pares tienes. Sácalos del closet o armario, aunque esta tarea puede parecer desalentadora (dependiendo de la cantidad de calzados que poseas), esto te permitirá saber con exactitud cuántos zapatos o sandalias tienes y el espacio realmente disponible para mantenerlos ordenados. Alinea los zapatos fuera del closet o armario y clasifícalos según los modelos (botas, sandalias, suecos, deportivas, etc.)

Regala los zapatos que ya no utilizas

Ahora es el momento de ser más agresiva. ¿Con qué frecuencia utilizas realmente este o aquel par de sandalias? ¿No es hora de regalarlos? Sabemos lo difícil que puede llegar a ser desprenderse de estas pertenencias. Así que, si todavía no estás lista para deshacerte de ese par de zapatos que usaste sólo 2 o 3 veces, pero todavía sientes “amor” por ellos, entonces busca almacenarlos en un lugar menos accesible del armario. No los guardes en la parte principal, de lo contrario quitará espacio y visibilidad a aquellos que sí usas a diario.

Organiza los pares restantes

Clasifica los restantes pares de zapatos en términos de frecuencia de uso, y almacénalos en grupos. Pon los zapatos que usas con mayor frecuencia en la parte del frente del armario o closet. Si el espacio disponible es pequeño, no los aprietes, ni apiles a la fuerza.


En su lugar, trata de maximizar el espacio disponible en el lugar. Si tienes poco espacio para guardar los zapatos, dale preferencia a las zapateras externas al armario, existe una amplia variedad y a precios muy accesibles.

Y ten en cuenta: después de usar aquel viejo zapato que amas, límpialo y guárdalo en el mismo lugar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comenta o sugiere...