Que hacer con los regalos de un ex novio



La relación amorosa llegó a su fin y una de las grandes incógnitas que se presenta es qué hacer con los recuerdos y regalos que te dejó tu ex. Sean cartas o fotografías, siempre es desagradable tener que decidir cómo proceder con los restos dejados por el relacionamiento. Aún más molesto es la indecisión de descartarse o no de los regalos dados por el ex gran amor de tu vida.


Después de todo, ¿debemos guardar estas cosas o pasarlas a otras personas? No desesperes, algunas de nuestras lectoras dieron su testimonio a favor y en contra del hábito de guardar regalos. Quién sabe, leyendo sus opiniones, podrás decidir mejor qué hacer con ellos.

"Me deshago de todo"

Algunas personas no pueden vivir con los recuerdos dejados por sus ex parejas, aunque apenas sean objetos dados de regalo. Si este es tu caso, debes saber que no estás sola.

Juliana, de 27 años, dice que no guarda nada que pueda contar la historia. "No me gusta mirar a los regalos que mi ex novio me dio, porque acabo recordando esa relación , dice. Si las relaciones fueron muy conflictivas, puede ser difícil, e incluso doloroso, mantener estos objetos guardados. 

En estos casos, lo más apropiado es deshacerse de ellos. Puedes devolverlos a través de intermediarios o regalarlos a otras personas (de preferencia a aquellas que no suelas verlas muy seguido, de lo contrario puedes encontrarte con esos regalos muy a menudo)

Marina, de 23 años, tampoco guardar nada, sino que prefiere donar esos viejos regalos. "Lo único que se salva es una blusa, y se debe a que fue la madre de un ex que la eligió. La guardé porque me dio pena deshacerme de ella, pero el resto doné todo".

Ana, de 30 años, afirma que le ha dado una nueva función a algunos regalos: "Una vez me regalaron una cesta con productos de belleza, después que la relación amorosa se terminó, desarmé la cesta e hice con la misma un soporte para el secador de cabello y la planchita", explica.

"Guardo todos lo regalos de mi ex"

El otro extremo es el de las que prefieren guardar todo, sin remordimientos, ni sentimientos de culpa por ello. "Para ser honesta, tengo guardados todos los regalos que me han hecho, incluyendo un cojín en forma de corazón. No me deshice de ellos porque no creo que sea necesario ", dice María Clara de 24 años. 

Acerca de los posibles problemas con el actual novio, ella dice que no hay razón para peleas y discusiones, "siempre dejo claro que no tiene nada que ver, que me gustó el objeto y no quien me lo regaló, para mí, es sólo un cojín común".


El grupo de aquellas mujeres que defiende el hecho de que los regalos que les fueron conferidos no se deben devolver ni regalar, es muy enfático al explicar que esos objetos ya no significan nada para ellas, son sólo eso: objetos.

Gabriela, de 26 años, tiene la misma opinión al respecto, "la mayoría de las veces los guardo, pero no suelo hacer el esfuerzo de recordar quién fue que me lo dio", dice. Sin embargo, para Gabriela, esta desvinculación de la persona, específicamente, es fundamental. Si asocias el regalo a la persona que te la dio o la relación que tenías con esa persona, es mejor deshacerse de él. "Si me trae un mal recuerdo, termino pasándolo a otra persona", concluye.

Y tu, por lo general, ¿guardas los regalos de tus ex-novios, o prefieres no convivir con ellos, cuando la relación termina? Déjanos tu comentario, cuéntanos tu experiencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comenta o sugiere...