Por qué los hombres engordan al casarse



Te contamos algunas de las teorías y estudios que demuestran que el hombre tiende a engordar luego de la boda. La imagen del hombre casado, sentado en el sofá de casa y apoyando la lata de cerveza sobre el vientre protuberante no es sólo una representación ficticia. De hecho, esta imagen se ha construido sobre la base de las observaciones de los hombres en dos etapas diferentes de su vida: al estar solteros y luego de casados.


¿Qué dicen los estudios?

De acuerdo a una investigación realizada en Inglaterra, las razones por las que no sólo los hombres, sino también las mujeres, aumentan de peso después del matrimonio, es el hecho de que ambos quieren complacerse con diferentes y sabrosos platos, que no eran parte del menú antes del "sí".

En los Estados Unidos, a su vez, la investigación ha mostrado diferencias en la ganancia de peso entre los hombres y las mujeres. Como el metabolismo femenino es más lento, al parecer, las mujeres ganan más peso que su compañero, después de la boda, dejando a los hombres estadounidenses en posición de protesta contra las acusaciones femeninas que son ellos los que aumentan su vientre.

¿Por qué el hombre aumentan de peso después del matrimonio?

Hay varias razones citadas por los expertos y también por maridos y esposas. A continuación se muestra una lista de algunas divertidas e intransigentes estas razones posibles (o mejor dicho, excusas).

Una vez casado, el hombre ya no tiene la necesidad de llamar la atención de las mujeres, y por ello acaba relajándose con respecto a su cuerpo. Esta es una de las hipótesis defendidas por los expertos, de hecho, que creen que la reducción de la necesidad de atraer a una mujer también causa la caída de la autoestima, lo que hace que el hombre se descuide con referencia a su imagen.

Cómo, después de la boda, las salidas a jugar a la pelota y disfrutar de otras actividades del género se reducen, termina por convertirse en mucho más sedentario y se siente más atraído por el sofá.

En esta fase, comúnmente el hombre invita a sus amigos a venir a su casa y jugar al fútbol en los videojuegos, en lugar de salir a jugar al fútbol en la cancha.

Ahora, cuidando de las finanzas, del trabajo y del hogar con sus hijos, tanto los hombres como las mujeres les resulta difícil dedicar tiempo para la actividad física regular, lo que aumenta las posibilidades de acumulación de peso.

La frecuencia con la que se organizan cenas para los amigos en casa, así como la frecuencia de los almuerzos en restaurantes y fast foods, pueden ayudar a que la alimentación sea, muchas veces, exagerada y pesada, lo que, a través de tiempo, hace que la pareja gane peso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comenta o sugiere...