Jabón casero de propóleo para tratar el acné



El acné es uno de los grandes enemigos de la belleza femenina, y hasta después de la adolescencia, continúa hostigando a las mujeres. Una alternativa barata y que puede sustituir a los tratamientos tradicionales es la utilización de recetas caseras con ingredientes naturales para el tratamiento de la piel. El propóleo tiene muchas propiedades curativas, entre ellas un gran antibiótico natural con acción bactericida. 


Si se usa junto con la caléndula, que también es cicatrizante, el propóleo proporciona resultados más rápidos en la recuperación de la piel con acné. Te mostramos los ingredientes y el paso a paso para hacer un jabón de propóleo antiacné.

Ingredientes:

- 1 kg de glicerina blanca o incolora
- 30 ml de propóleo.
- 10 g de caléndula.
- 20 ml de esencia de tu elección
- 10 ml de extracto de caléndula o manzanilla
- 30 g de azufre farmacéutico

Cómo hacer

Derrite la glicerina. Una vez que la retires del fuego, añade la caléndula y deja que la mezcla se enfríe durante unos cinco minutos. A continuación, añade el propóleo, el extracto de caléndula o manzanilla y la glicerina. Usa un poco de glicerina para disolver el azufre, a continuación añade a la mezcla anterior. 

Vierte la mezcla en un recipiente y dejar secar durante dos horas. Luego, espera a que el jabón se solidifique y enfríe bien para poder guardarlo. Se recomienda utilizar este jabón anti-acné, tres veces al día.

LÉE TAMBIÉN:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comenta o sugiere...