Cómo enfrentar el acoso laboral



Tu jefe te llama y te pide que vayas a su oficina. Crees que has hecho algo mal pero, para tu sorpresa. él habla de todo menos del trabajo. Te indaga acerca de tu vida personal y tus aspiraciones profesionales. Luego viene la frase que no esperabas: "Sabes, te admiro, aprecio mucho tu trabajo y puedo hacer mucho por ti si quieres, por supuesto." La confusión es tal que apenas puedes responder. Si esto nunca te ha pasado, te contamos que es más común de lo que piensas. Se trata de acoso laboral, te mostramos algunas de las actitudes que te puedan ayudar ante esta situación.


¿Qué es el acoso laboral?

Es la exposición de los trabajadores a situaciones humillante y vergonzosas, repetitivas y prolongadas durante la jornada de trabajo y en el ejercicio de sus funciones, siendo más comunes en las relaciones jerárquicas autoritarias, en las que predominan conductas negativas, relaciones inhumanas e inmorales de largo plazo, de un jefe hacia sus subordinados, desestabilizando la relación de la víctima con el ambiente de trabajo y la organización, obligándola a abandonar el trabajo.

Estrategias del acosador

* Elegir la víctima y aislarla del grupo. Impedirla de expresarse y no explicar el por qué. Socavar, ridiculizar, avergonzar, menospreciarla delante de sus compañeros. Responsabilizar públicamente a la víctima de situaciones negativas llegando a hacer alusiones a su ámbito familiar. Desestabilizarla emocional y profesionalmente. 

La víctima pierde progresivamente tanto su confianza, como también su interés en el trabajo. Vigilar y observar constantemente a la víctima buscando el error en la misma,para despedirla.

Qué hacer ante una situación de acoso

* Resistir: anotar con detalles todas las humillaciones (día, mes, año, hora, lugar, el nombre del acosador, colegas que fueron testigos, el contenido de la conversación y todo lo que sientas que es necesario).

* Dar visibilidad a la situación, buscar la ayuda de tus colegas, especialmente los que fueron testigos de la situación a la que fuiste sometida o que hayan sufrido acoso por parte de la misma persona.

* Evita hablar con el acosador sin testigos. Siempre debes estar con un compañero de trabajo o un representante sindical al momento de enfrentarte al mismo.

* Procura tu sindicato y reporta el incidente a sus responsables y otras instancias, tales como médicos o abogados del sindicato. Ellos te aconsejarán y te acompañarán al momento de radicar la denuncia ante la Justicia competente.

* Procura apoyo de tu familia, amigos y colegas, el afecto y la solidaridad son clave para la recuperación del autoestima, la dignidad, la identidad y la ciudadanía.
Recuerda, ponerle fin a la humillación también depende de la información, organización y movilización de los trabajadores. Un ambiente de trabajo saludable es un logro diario a medida que exista una "vigilancia constante" con el objetivo de tener condiciones dignas de trabajo, basadas en el respeto mutuo (más allá de grados y jerarquías), en el incentivo a la creatividad y en la cooperación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comenta o sugiere...