Azúcar y sus beneficios para la piel



El azúcar es siempre visto como un villano de la belleza, al ser un alimento rico en calorías pero, muchas mujeres no saben que puede ser un gran aliado para la lucir una piel hermosa. Descubre a continuación las propiedades y recetas caseras de belleza elaboradas con azúcar.

¿Cómo es eso?

No queremos decir con ello que ahora mismo te debas tragar un paquete entero de azúcar para que tu piel se vea hermosa. El azúcar es beneficioso cuando se usa como exfoliante. Así es: sí, puede reemplazar algunos productos cosméticos y dejar la piel muy suave.

Ventajas del azúcar como cosmético

Es un humectante (crema hidratante) natural, se trata de un derivado de la caña de azúcar y ayuda a la hidratación de la piel. Contiene ácido glicólico, que ayuda en el rejuvenecimiento de las células de la piel de manera más rápida y eficiente. Este ácido es ampliamente utilizado en cremas anti-envejecimiento y tratamientos para la piel a recuperarse de manchas de sol.

Sus partículas son excelentes para eliminar las células muertas de nuestra piel (es por ello que luego de la exfoliación la piel se siente más suave). No sólo la cara puede ser exfoliada con azúcar, las manos, los pies, los codos y las rodillas agradecerán también una exfoliación semanal con azúcar. Las áreas con pelos encarnados y foliculitis también pueden mostrar una buena mejora si se les hace exfoliaciones semanales de azúcar.

¿Qué tipo de azúcar uso en la exfoliación?

* Azúcar morena: es mucho menos áspero y por lo tanto es el indicado para su uso en el rostro y en las zonas más sensibles. En la cara, sólo se debe utilizar este tipo, de lo contrario la piel con el tiempo se volverá áspera y "rayada".

* Azúcar refinado: es un poco más duro que el moreno, se puede utilizar en otras áreas del cuerpo.

* Azúcar Cristal: Por ser muy áspero, lo ideal es que no lo uses con fines estéticos.

Exfoliantes caseros con azúcar

Para la cara, mezclar una cucharada pequeña de azúcar moreno con la misma cantidad de miel. A continuación, dar masajes en la cara durante unos cinco minutos y enjuagar hasta remover todo el azúcar. Para terminar la limpieza, pasa un astringente tónico.

Para el cuerpo, usar partes iguales de azúcar y miel y hacer el mismo proceso. En lugar de utilizar el tónico astringente, opta por una crema hidratante en las partes más secas. En el momento sentirás una piel más suave y bella.

ATENCIÓN: Si padeces acné o cualquier otro tipo de inflamación de la piel o tu piel es muy seca, consulta con tu dermatólogo antes de probar estas recetas con azúcar. En algunos casos, la exfoliación no es aconsejable, en lugar de más belleza, puedes terminar irritando la piel y empeorar su apariencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comenta o sugiere...