Cómo lucir un bronceado perfecto



Todos estamos ya cansados de oír hablar de los daños causados por los rayos UVA y UVB, y cómo la exposición prolongada a ellos puede causar cáncer de piel. Pero, cuando es debidamente aprovechado, el sol es bueno para nuestra salud y hace que nuestra piel se luzca con un bronceado maravilloso. Pensando en ello, seleccionamos prácticos consejos para lucir una piel bronceada, sana, sin ampollas o enrojecimiento.


1 – Alimentación colorida

El primer paso para aquellas que quieren un bronceado duradero y saludable es cuidar la alimentación. Los alimentos que contienen beta-caroteno y vitaminas A y C estimulan la producción de melanina, un colorante natural de la piel, y cooperan en la obtención y el mantenimiento del color. 

Se encuentran entre los aliados para broncear la piel: zanahoria, naranja, papaya, acerola, mango, calabaza, espinaca, col rizada, brócoli, entre otros. Un buen consejo para consumir estos alimentos es a través de zumos naturales. Licuar una combinación de frutas ricas en vitamina A y beta caroteno y beber cada día antes del desayuno.

2 - La protección es esencial

No sirve de nada querer deshacerse de la “palidez de oficina” en el primer día de visita a la playa. Para tener un cuerpo bronceado y sin quemaduras, lo ideal es empezar a tomar baños de so poco a poco. Evita la exposición directa al sol entre las diez de la mañana y las cuatro de la tarde y recuerda aplicar un filtro solar mayor de lo habitual.

Otro tip importante es igualar el tiempo de exposición al sol en la parte delantera, lateral y posterior del cuerpo, para evitar que la piel quede manchada o la coloración desigual. Es ideal cambiar de posición cada 15 minutos. Para aquellas que no les gusta permanecer bajo el sol pero quieren una piel dorada y uniforme, pueden apostar a las actividades deportivas al aire libre que le den movimiento a todo el cuerpo como el tenis, por ejemplo.

3 - Nutricosméticos

Si ya tienes como un aliado los alimentos ricos en betacaroteno y vitaminas A y C, y tienes la intención de mejorar aún más los resultados de tu bronceado, el truco consiste en disfrutar de los beneficios que ofrece la nutricosmética. 

Conocidos por nutrir la piel desde el interior hacia el exterior, las cápsulas de nutrientes comprenden una concentración más alta de vitaminas, minerales, hierbas y aminoácidos. Por otra parte, los nutricosméticos ayudan a combatir los radicales libres, responsables del envejecimiento prematuro de la piel.

4 - Hidratación

Otro factor para garantizar una piel saludable y bronceada por más tiempo es mantener el cuerpo hidratado todos los días. El primer consejo es aumentar la ingesta de líquidos, principalmente aquellas que tenemos la tendencia a sudar más. 

Además, es importante hidratar la piel con suero fisiológico. Así es, el suero contiene propiedades hidratantes que ayudan a fijar el color por más tiempo. Tiene el efecto similar a la del agua termal, y es un producto mucho más económico. Por último, recuerda usar cremas hidratantes y aceites de baño todos los días, estas mantener la piel hidratada y prevenir posibles enrojecimientos y descamaciones.

5 - Autobronceadores

Incluso si haz seguido todos estos pasos, todavía puedes mejorar más tu color con bronceadores, sin tener que exponerte al sol. Estos productos son lociones con dihidroxiacetona, una sustancia que causa una reacción química en la piel, oscureciéndola. 

Esta reacción provoca la pigmentación de la capa más externa de la piel, dándole un color similar al del bronceado. No provocando ningún riesgo para la salud de la piel. La única precaución a ser tomada en relación con la aplicación es que si no se la hace en forma homogénea, puede manchar la piel.

Es importante destacar que para pasearte con una piel bronceada y saludable, debes ser muy paciente. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comenta o sugiere...