Tratamiento con cápsulas de Colágeno



Cuando llegamos a cierta edad nuestro cuerpo tiende a disminuir la producción del colágeno natural, por lo que la piel comienza a tener los primeros síntomas de flacidez y la aparición de pequeñas arrugas. Para minimizar el problema, es necesario ejercicios de entrenamiento con pesas y también un alimentación saludable. Pero hoy te contamos más sobre la aparición en el mercado del colágeno en cápsulas, un tratamiento nuevo e interesante.


El colágeno es una proteína. Su función es principalmente estructural, es decir, proporciona soporte a las células, manteniéndolas juntos, siendo el componente principal de órganos tales como piel, huesos, cartílagos, ligamentos y tendones. Esta proteína representa aproximadamente el 30% de toda esta estructura en los seres humanos. 

A partir de los 25 años (aproximadamente, esta edad varía en función de aspectos genéticos y ambientales), sufrimos una pérdida de colágeno de aproximadamente 1% por año. Aproximadamente a los 50, el cuerpo comienza a producir sólo alrededor de 33% del colágeno necesario para sostener los órganos. Es decir, ya no hay una producción y reposición adecuada de colágeno en el cuerpo.

Actualmente es posible encontrar en el marcado las opciones de colágeno en polvo o también en cápsulas, su uso debe ser diario para obtener mejores resultados. El colágeno en cápsulas a cápsula es la manera más adecuada, ya que es más práctico. La presentación en polvo debe ser añadida a batidos y vitaminas .

Además de ayudar a combatir la flacidez de la piel, el colágeno ayuda a minimizar la celulitis, fortalece el cabello y las uñas y ayuda al sistema linfático, las cápsulas se pueden encontrar en tiendas de alimentos naturales y tienen sus instrucciones de como consumirla todos los días.

Riesgos y efectos secundarios

El riesgo de efectos secundarios varían dependiendo del tipo de colágeno y el tratamiento por el cual optes. Las cremas de colágeno probablemente causarán el mayor daño a tu economía, y no a la piel. Los suplementos orales pueden representar mayor peligro, especialmente si sufres sensibilidad a ciertos alimentos o cualquier otra condición que impida su consumo. 

La mayoría de colágeno disponible en el mercado es obtenido por hidrólisis en animales tales como vacas o cerdos. Las inyecciones de colágeno pueden tener algunos efectos secundarios. Por ello es fundametal la consulta con tu médico de confianza antes de consumir estos productos

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comenta o sugiere...