Fiestas de fin de año y embarazo



Lo qué las embarazadas pueden y lo qué no pueden durante las fiestas de fin de añoCon la llegada de los tradicionales festejos de fin de año el embarazo puede ser una verdadera prueba de resistencia para muchas madres, sobre todo aquellas que lo serán por primera vez.


Para evitar los inconvenientes causados por esta interrupción en la rutina se recomienda que estos cambios sean amenizados al máximo, con la postergación de viajes, el control de los excesos gastronómicos y cualquier cosa que pueda poner en peligro el descanso y la tranquilidad requeridos en este período. 

Está claro que el embarazo no debe ser considerado como una enfermedad, excepto en los casos de embarazo de riesgo, pero cuanto mayor sea tranquilidad en ese período, más serán los motivos para disfrutar de las fiestas de fin de año junto con un niño feliz y saludable en tu vientre.

Alimentación

Resistir a las tentaciones y golosinas que suelen aparecer en la mesa una vez al año es difícil para cualquier mortal y sería una maldad pedirle a la embarazada que se prive de estos manjares. Sin embargo, con un poco de disciplina, podrás disfrutar de todos esos placeres sin cometer excesos.

Si el menú es muy variado, como tradicionalmente ocurre en las cenas de Navidad y fin de año, ni sueñes en liberarte y comer por dos, ya que esto puede agravar los síntomas de mala digestión y generar problemas como la acidez e incluso intoxicación alimentaria.

Ya que las cenas de Navidad suelen ocurrir más tarde de lo habitual, no te olvides de comer cada 3 horas. En este caso, el consejo es aprovechar la oportunidad de comer porciones más pequeñas de alimentos de la época como nueces y frutas secas. En el momento del brindis, olvídate del alcohol y opta por el agua y los zumos.

Compras

Al momento de salir y recorrer los centros comerciales en busca de regalos, las mujeres embarazadas deben redoblar los cuidados. Como la circulación sanguínea se ve afectada en este período, la presión tiende a ser menor y caminatas por largos períodos con bolsas de regalos pueden ser perjudiciales.

Para evitar problemas, al momento de salir de compras, busca hacerlo acompañada por alguien que pueda cargar las bolsas, y para ayudarte si te sientes mareada o tonta. Elige prendas y zapatos cómodos y no descuides la hidratación ni la alimentación. 

Si las compras son hechas en comercios callejeros, además de estas medidas, prefiere ir por la mañana, cuando el calor no es tan intenso y las tiendas tienden a estar vacías. No te olvides de usar protector solar ya que durante el embarazo el riesgo de manchas en la piel se incrementa.

Viajes

Los viajes deben hacerse sólo con la aprobación de tu médico. En las etapas finales del embarazo no se aconseja viajar, sobre todo si son viajes largos, éstas hacen que la fatiga sea mayor. Asegúrate de que tu médico estará disponible para cualquier eventualidad durante estas fechas, o si hay algún sustituto que pueda ayudarte si no puedes comunicarte con el mismo.

Si vas a la playa o a la piscina, además de la hidratación constante y el protector solar, evita la exposición al sol en el periodo comprendido entre 10 y 16 horas. Evita usar por tiempo prolongado el bikini mojado para evitar irritaciones, erupciones, infecciones y otras molestias en la zona genital. Siempre que te mojes, sustituye la parte inferior por una seca y limpia.

Cuidate y disfruta de tus vacaciones y festejos de fin de año, ello asegurará que el próximo año tendrás un motivo nuevo y hermoso para celebrar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comenta o sugiere...