5 principios para un 2013 exitoso



Es con ese espíritu de renovación que al finalizar los doce meses del año nos preparamos para la llegada de un "Feliz Año Nuevo” Prendas elegidas cuidadosamente, a veces blancas o nuevas, cenas exquisitamente preparadas para escapar de la rutina del día el día, un bello lugar y la compañía de la familia o los amigos completan el cuadro de la fiesta de Fin de Año! Pero... ¿que más podemos hacer para lograr nuestros objetivos en el 2013?


¿Será que te encuentras bien preparada para enfrentar el nuevo año, según lo previsto? ¿Cuáles son tus aspiraciones, sueños o deseos no revelados que te harían sentir mas plena y realizada en el 2013?

No siempre le damos la debida atención a estas preguntas o, a veces, no sabemos qué o cómo llevar a cabo estos deseos. Pues bien, pensando en eso es que elaboramos estos cinco principios para alcanzar el éxito en el 2013.

Por lo tanto, si le das a cada uno de estos principios, el debido tiempo y atención, seguramente te sentirás feliz con los resultados.

1) Filosofía Personal. Observa e investiga cuál es tu filosofía de vida! Todo aquello en lo que piensas, crees, tus ideas y conocimientos son factores decisivos para futuras conquistas. Lo que tenemos hoy en día, fue logrado por la persona que nos convertimos. Si quieres más, tienes que ser más. Por lo tanto, la inversión comienza en ti! 

Quién gobierna nuestros pasos y acciones son nuestras creencias y conocimientos. Evalúa y cuestiona los tuyos y analiza si los mismos están produciendo los resultados que deseas alcanzar.

2) Actitud. Revisa tu actitud, ella es altamente influenciada por tu conocimiento. El pasado nos da la experiencia y los recuerdos muy ricos para poder invertir sabiamente en el presente. Y nos referimos a todos los ámbitos de la vida: la carrera, el dinero, matrimonio, hijos, amigos, viajes, salud y conocimientos. 

Podemos sufrir influencias negativas y aprender a pensar y actuar de un modo negativo, pero nadie puede controlar la forma en que reaccionamos a estas influencias. Cómo respondes a los acontecimientos estará bajo tu control!

3) Actividad. Transforma en acciones concretas todo lo que ves como posible camino al éxito. Asegúrate de que tus pensamientos y filosofía están en armonía con tus deseos y planifica las actividades diarias que sean capaces de llevarte a donde quieras llegar. Dibuja el futuro en el papel, porque no es suficiente solo soñar. Para lograr lo que deseas debe existir una meta, un plan y tener disciplina.

4) Resultados. Acostúmbrate a evaluar tus propios resultados en un espacio de tiempo razonable. Por ejemplo, al comienzo del año es el momento de juzgar si lo que se sembró el año pasado dio sus frutos. Para cosechar nuevos frutos es posible que debas cambiar la semilla o el suelo, o incluso más común, cambiar quien lo plantó: tú. Recuerda que para atraer más, debemos ser más. Primero crecemos personalmente, luego avanzamos materialmente. 

Si no podemos ahorrar algo de dinero de nuestro salario mensual, nunca seremos capaces de aprovechar ciertas oportunidades que la vida presenta en un instante determinado e irrepetible. Está comprobado: las personas que ganan mucho dinero de la noche al día, lo pierden con la rapidez que lo ganaron.

5) Estilo de vida. Aprende a ser feliz con lo que tienes, mientras luchas para lograr lo que quieres. Cuando no somos capaces de encontrar la felicidad en las cosas pequeñas de la vida cotidiana, tampoco lograremos mejorar la salud, carrera, relaciones, dinero, etc. Podemos aprender a ganar mucho, pero eso no significa saber vivir bien. 

El estilo de vida que llevamos es la suma de los factores antes mencionados: la filosofía de la vida, actitudes, acciones y resultados. Si tu estilo de vida no es lo que deseas, ajusta los principios.

Lo que todos queremos es tener una vida más significativa, más consciente, más feliz, más participativa, productiva e influyente. Y para lograr más, no importa qué, necesitarás hacerte más. Es un error pensar que hay que invertir más en el trabajo para lograr lo que quieres. Invierte en ti mismo y aprende a dominar estos cinco principios, porque el éxito debe ser atraído, no perseguido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comenta o sugiere...